martes, 30 de junio de 2015

El mundo no habrá dejado de notar

Qué brillantes son ellas, recién casadas, recién paridas y recién divorciadas.

lunes, 29 de junio de 2015

Olvidaba (...)

Tiempo después nos separamos y con el aliento de los años fumamos el acta de divorcio. Ella se llevó a mi hijo a quien aún veo en las vacaciones largas. Con el tiempo me dediqué a trabajar en uno que otro periódico hasta que me instalé en el que estoy actualmente.

Los viernes o los sábados viene Poncho por la casa. Poncho es un amigo que conozco desde antes de tener uso de razón, lo cual no es una referencia fiable. Diré que teníamos entonces la edad de jugar a las canicas solamente dentro de la casa de alguno de los dos. Viene y nos ponemos a platicar. O a estar en silencio, bebiendo.

Me gusta estar en mi casa porque aquí nadie me molesta ni me pide cosas ni me pregunta nada ni me pide un texto ni me llama ni me dice Miguel queriendo decir dame esto.

Aquí puedo dedicarme a mis cosas que básicamente son tres: escribir cosas del trabajo, recoger la casa, y pintar con acuarelas. A veces también leo.

Las acuarelas son como goterones que me caen de los ojos. Y entonces todo se me olvida y no pienso más que en los colores. Poncho está siempre. Quiero decir que está cuando tiene que estar, aunque no hablemos. A veces me ha de ver triste porque no me dice nada, luego abre el periódico y comienza a comentarme cualquier nota. Y platicamos un poco.

Él sabe que no soporto hablar de nada que tenga que ver con ideologías, ni partidos, ni ideales, ni derechos de las mujeres, ni derechos de los niños, ni derechos de los perros, ni derechos humanos, ni ninguna otra clase de derechos que nos sea el derecho a cerrar la maldita boca. Cuando alguna amiga anda metida en esas cosas yo me alejo y no le contesto el teléfono.

Cuando Poncho se enamora, se pierde por meses, entonces yo sé que tiene una historia. Cuando la historia termina, regresa y bebemos en silencio.

Cuando yo me enamoro mis pinturas toman un color rojo o naranja con amarillo. Entonces él hace un comentario cortés, amable, sobre algún escritor (Poncho escribe, pero no le gusta que nadie lo sepa) y poco a poco se me va desenredando de la cabeza el nombre de aquella mujer.

Me gustaría saber escribir para hacer una novela o un cuento, pero me siento mejor pintando. A veces me paso todo el fin de semana pintando. Me gustaría escribir un cuento y leérselo a Poncho, pero pienso que no es para tanto. Basta que él vea lo que pinto para que sepa lo que pasa y ya.

Un día me sucedió que estábamos tomando aquí en la casa y yo me puse a llorar de pronto. Me dio mucha pena, entonces él dijo, Ya, Miguel, está bien. Y yo me sentí más mierda y me dieron más ganas de chillar. Pero como me dio pena que me viera berrear sin razón, le dije borronándome los cachetes, Qué tal si mañana nos vamos a volar el avión, hace mucho que no sale, y él, Sí, vamos, e intentó una sonrisa que significaba algo así como No hay bronca, ca.

Entre más crezco entiendo menos cosas.

Si todo fuera tan sencillo como volar un avión.

Individuos

Hay personas que no hacen precisamente lo que socialmente se espera de ellas, lo hacen distinto, a su modo, a contracorriente a veces. Y no me refiero al cumplimiento de compromisos laborales, familiares, etc, sino a su soberano arte de convertirse en individuos.

domingo, 28 de junio de 2015

¿Orgullo gay?

Entre uno 88-92 por ciento de los seres humanos en este planeta se sienten atraídos por personas de sexo distinto al suyo. Y los que no, pues no. ¿Es tan complicado aceptar un hecho tan sencillo? Concretamente ¿en dónde está la amenaza?¿Nos tenemos que sentir particularmente orgullosos de pertenecer a uno u otro "sector" de población –en el caso de que hablemos solamente de dos orientaciones– especialmente cuando no es algo que se elige del todo?

No le hallo mucho sentido a darle tanta importancia a esas distinciones.

sábado, 27 de junio de 2015

Lo agridulce

Siento cierta fascinación por las contradicciones humanas. No todas son por falta de ética, sino porque hay algo en nuestro interior que a veces nos hace al mismo tiempo querer y no querer,

Hace años una amiga terminó con su novio con el que vivió varios años. Ella lo deja, pasa el tiempo y años después él se casa y tiene un niño. En las fotos sale feliz y ella siente algo por dentro que no es regocijo ni alegría.

Es un ejemplo.

Hay cosas que decidimos a conciencia y que provocan a la vez una tranquilidad y una desazón, un gusto y una tristeza.

Así me pasa a mí ahora. Por fortuna, justo me encuentro con este texto que reconforta mis pensamientos, lo bebí despacito:

Si las tensiones, los conflictos y los dilemas irresolubles son la sazón de toda cultura, un ser humano que pertenezca a cualquier cultura concreta ha de tener creencias contradictorias y estar dividido por valores incompatibles, Esta es una caractéristica esencial de cualquier cultura que incluso tiene nombre: disonancia cognitiva. A veces se considera que la disonancia cognitiva es una fracaso de la psique humana. En realidad, se trata de una ventaja vital. Si las personas no hubieran sido capaces de poseer creencias y valores contradictorios, probablemente habría sido imposible establecer y mantener ninguna cultura humana. 

De animales a dioses, de Yuval Noah Harari.

viernes, 26 de junio de 2015

El problema

La idea base fue del filósofo Ricardo Arjona: El problema no es que la realidad sea de determinada manera, el problema es cuánto me importa.

Matrimonio igualitario

Pienso que la violencia de cualquier tipo incluyendo la infidelidad SÍ atenta contra el matrimonio, uno que dos personas de manera voluntaria eligieron. Si a la Iglesia católica (suponiendo que le interese), defendiera el matrimonio, debería oponerse a todo tipo de expresiones y actitudes que vayan en contra de sus principios más elementales, ¿O aquello de amarse y respetarse todos los días de su vida no fue ningún compromiso atestiguado por el sacerdote? Ir en contra de estos principios atenta contra el matrimonio, no el hecho de que dos personas del mismo sexo decidan unir sus vidas firmando un acta, que por lo demás, tienen derecho a chingarse y a perrearle para sacar adelante una relación y disfrutar lo que haya. No olvido mencionar que una persona del clero católico (que son lo que más están chingando con el tema), de presbítero pa' arriba por definición no vive un matrimonio. Por lo tanto, no sabe bien a bien de lo que estamos hablando ¿o si lo sabe?

martes, 23 de junio de 2015

Interés

Lo único que realmente me interesa de una persona, es que sienta pasión por algo. Si no siente esa pasión, no me interesa en absoluto.

domingo, 21 de junio de 2015

HIJOS

Mis hijos duermen bajo mi almohada
Cierto los ojos y los escucho respirar.

Sueñan con un caballo de nubes y un partido de fútbol


Ellos gritan    Corren


Tienen las rodillas con tierra de verano
Uno dispara a a derecha y el portero se tira a la izquierda



Festejan dormidos
Yo alzo el puño bajo mis cobijas.

Ellos sonríen dormidos cuando los abrazo a la almohada.

viernes, 19 de junio de 2015

Observación

Si la observación es exacta el juicio sale sobrando.

Jaime y Medina

Pareciera que más de la mitad de su capital político, Jaime se lo estuviera jugando en una sola acción: Si Medina será o no castigado por la justicia.

Futuro

Pienso que el futuro no es de nadie, y el pasado es bastante dueño de nosotros.

martes, 16 de junio de 2015

Obtiene Daniel Salinas Premio Nacional de Literatura

Gerardo Ortega/El VIGÍA
Ensenada, B.C.

El escritor bajacaliforniano y colaborador de El Vigía, Daniel Salinas Basave, obtuvo el premio nacional Gilberto Owen de Literatura 2015, en la categoría de cuento, publicó ayer lunes 15 de junio la página del Instituto Sinaloense de Cultura.El ensayista y parte del equipo de columnistas del suplemento "Palabra" de este diario ganó con el libro Días de whisky malo, un volumen de seis cuentos.Este reconocimiento es el tercero que Salinas Basave ha recibido en los últimos ocho meses; recientemente ganó el premio Malcolm Lowry de ensayo literario 2014 por su libro Cartografías de Nostromo. Relatos de espías, embajadores y embusteros, y en noviembre pasado recibió el Premio Regional de Cuento Ciudad de La Paz 2014. El premio Gilberto Owen está dotado de 120 mil pesos y diploma, y su entrega será dada a conocer oportunamente tanto a los interesados como al público en general.El jurado estuvo formado por Eduardo Antonio Parra, Liliana Blum y Carla Faesler.El concurso es convocado por el Gobierno del Estado de Sinaloa, a través del Instituto Sinaloense de Cultura, con el apoyo de la Dirección General de Vinculación Cultural del Conaculta y del Instituto Nacional de Bellas Artes, y está dirigido a escritores mexicanos radicados en nuestro país, en Estados Unidos y Canadá.Se trata de uno de los premios literarios con más prestigio en el país, para honrar la vida y obra de uno de los más grandes escritores que ha dado Sinaloa, como lo es Gilberto Owen, nativo del municipio de Rosario.

Daniel Salinas Basave nació en Monterrey, NL, en 1974. Radica en Tijuana desde 1999.

miércoles, 10 de junio de 2015

Desde el alma

No importa los idiomas que hable, maldecirá en su lengua materna.

lunes, 8 de junio de 2015

David contra Goliat

Una niña de cinco años esta aprendiendo a andar en bicicleta. Lleva como un año intentándolo, pero siempre su padre sobreprotector no le da mucha importancia y en el fondo prefiere que su hija, cuando crezca, no se arriesgue mucho lejos de casa. Pero la niña se empecina. Leva semanas en el parque, siempre bajo la vigilancia de su padre, con su bicicleta de rueditas. El día de hoy pidió, lloró y se tiró al piso porque quería andar sin las rueditas. Su padre tuvo que ceder. La pequeña se ha caído tres veces, pero continuó. Se pronto empieza a andar sola, vive el milagro y la euforia la invade.

Las candidaturas independientes son esa niña que ha recorrido 20 metros sin caerse y ya se siente grande e invencble, De algún modo tiene razón porque ahora ya no depende de su padre para ir a donde quiera. Aún no sabe a dónde quiere ir, pero la sola posibilidad la embriaga de felicidad.

El triunfo de Jaime Rodríguez Calderón como candidato a la gubernatura de Nuevo León representa a esa ciudadanía sin rueditas que la sostengan, es decir, sin un partido-adulto que la sostenga.

Esta noche el candidato de independiente nacido hace 58 años en Galeana, Nuevo León simboliza esa ruptura. Rodríguez Calderón ha obtenido, con el 75 por ciento de los resultados hasta este momento, el 49 por ciento de los votos, más del doble que su más cercano competidor, Felipe Cantú que lleva el 23 por ciento de los sufragios.

El triunfo de Jaime Rodríguez, esta noche "El Gigante de Nuevo León", representa el David elegido por los israelitas para jugarse la esclavitud o la libertad. Goliat representa al Sistema con su experto aparato de contienda, tres metros de altura y toda una tradición de burlas. David le apuesta a las redes sociales y al apoyo de la gente —pobre, cree que con una honda y cinco piedras puede acabar con el gigante— sin embargo, el día de la batalla, un domingo, por cierto, de un certero golpe en medio de la frente, le da muerte. Y todos se asombran. En especial los filisteos.

Este David moderno representa un modelo distinto, uno eminentemente horizontal, frente al modelo piramidal, vertical que había sido la escuela conocida y funcional, pero al parecer presa de una enfermedad degenerativa y terminal que daba muchos dolores, no sólo de cabeza, sino de todo el cuerpo.

Hoy votó el 60 por ciento de los electores. Por primera vez nos dimos cuenta que podíamos pedalear por nuestra cuenta y sin ninguna ayuda. Los ciudadanos estanmos aún en una tierna e inocente infancia, pero tenemos confianza que cuando seamos mayores, podemos transportanos en un automóvil propio.

Pero aún nos falta madurar.

 

sábado, 6 de junio de 2015

Lo público y lo privado

Las cochinas etiquetas, esas absurdas clasificaciones que a veces atan la mente para no se despegue más de dos metros de la misma molienda.

Así estoy yo, lo confieso. Víctima de mis propios prejuicios.

Les voy a contar uno.

En la vida está lo público y lo privado, no pongan esa cara,  yo así lo veo.

Lo privado lo asocio a lo doméstico, a nuestra casa como extensión de nuestro cuerpo y por lo tanto de nuestro bienestar. No sólo es un lugar para descansar, sino un sitio para acicalarlo, renovarlo, chiquearlo. 

En el ámbito de lo privado está también el mundo de los afectos, de los vínculos, esas cosas que se hablan más sabroso de pie, en la cocina, y casi nunca sentados al comedor. Más frente a la estufa que en la sala, más en la recámara que en el patio.

En el ámbito de lo público están los logros, los objetivos, la identidad laboral, la competencia.

Ambos son igual de importantes, lo que yo noto es que hay personas que cifran más su identidad en sus logros, en lo público, y otros lo suyo, lo suyo, lo suyo, es el ámbito de lo privado.

Por poner un ejemplo, a unos les causa mucho más estrés perder un trabajo que lo que pueda estar en juego dentro de su casa.

Cerca

Si a dos personas les gusta el mismo objeto, aunque sea por diferentes motivos, eso de todos modos los acerca.

Postkarte recibe y lee

Aunque en Postkarte leemos por puro gusto y publicamos lo que más nos apasiona, es una casa abierta a recibir textos de autoras y autores que andan por ahí con textos seguramente de lo más valiosos, y por desgracia aún inéditos. Envíen sus trabajos.
.

jueves, 4 de junio de 2015

POSTKARTE


Postkarte es un proyecto de difusión literaria para la creación de nuevos públicos basado en el concepto de literatura gourmet. Es una publicación de corte literario que mediante pequeñas tarjetas coleccionables y numeradas busca difundir poemas, cuentos breves y minirelatos de alta calidad y hacerlos llegar de manera masiva a miles de lectores en el país, especialmente jóvenes
Las tarjetas Postkarte se adquieren de manera gratuita en sitios de interés cultural, tales como museos y galerías, pero también de mano en mano, ya que sólo lo que se conserva con gusto se puede recomendar y compartir.
Aunque su catálogo estará formado por muchos autores con amplia trayectoria, en la lista estarán también poetas que nunca han publicado pero que su trabajo bien vale la pena darse a conocer. En este sentido será el texto, no el autor, el que tenga mayor énfasis.
Postkarte será una publicación permanentemente inacabada, puesto que constantemente tendrá un texto nuevo en una nueva tarjeta numerada y la colección irá creciendo, con la facilidad de que todos los textos se seguirán reimprimiendo para poder ofrecer el listado completo hasta ese momento.
Este proyecto es iniciado y financiado por un grupo de entusiastas difusores de la cultura con la intención de que el probable lector eventualmente vaya de un texto a su autor, y a la vez conozca un panorama de lo que se está escribiendo en la actualidad y en los años recientes en el campo de la poesía y el minirelato.


martes, 2 de junio de 2015

El rapidín

Las reuniones de chamba tienen fama de ser muy poco eficaces: se habla mucho y al final se llega a poco. El termómetro son los empleados más eficientes, que se ponen desesperados y salen mirando el reloj y lamentándose.

Pero hay otro tipo de juntas, que en rigor no lo son. Yo les llamo las juntas de 10 minutos o el rapidín, Se trata de encuentros informales o semiinformales en los que, mientras se fuma un cigarro en la banqueta, se toma un café, se chatea o se camina hacia el estacionamiento, se pulen detalles, se aclaran malentendidos, se hacen citas más formales y una larga lista de fines que tienen que ver con los acuerdos. No vayan a creer que se trata del puro chisme porque no es así.

De hecho, unas de las grandes virtudes que ofrecen esos 10 minutos es el intercambio de información subjetiva. Por ejemplo una inconformidad o incomodidad con algún compañero, információn que no se pone sobre la mesa en una junta oficial.

En esos encuentros de 10 minutos, charlas que no se suscriben a compañeros de trabajo, son importantes porque:


  • No están sujetas a un horario y por lo tanto se pueden cortar en cualquier momento, esa libertad le da espontaniedad, lo que propicia una sensación de confianza.
  • Se afianzan vínculos, alianzas y empatías que más tarde pueden desembocar en un vínculo distinto. De cualquier tipo y de beneficio mutuo.
  • A diferencia de lo que sucede en una reunión laboral, en las charlas de 10 minutos predomina una relación más horizontal, más de tú a tú, o al menos no hay testigos que de entrada puedan inhibir el flujo de la plática, ni que presencien algún posíble equívoco.

Ah, y como era de esperarse, el rapidín es para disfrutarse, de lo contrario no tiene sentido.

Empezar y terminar

Más importante que comenzar es acabar. Más importante que entrar es salir. Acabar en paz, irse con la conciencia tranquila. 

Eso no tiene precio.

lunes, 1 de junio de 2015

Lo "marginal" y la corriente principal

En los territorios de influencia norteamericana se emplea un término que he investigado y que me parece muy interesante: "outsider". Tiene más caché definitivamente que un equivalente aproximado como sería la palabra "marginal", término bastante distorsionado actualmente porque se emparenta de manera equivocada con una carencia o limitación involuntaria y excluyente.
El "outsider" es el que busca alejarse del "mainstream" (otra palabreja de este diccionario melancólico) o "con la bola y en la moda" como seguramente dirán en alguna parte de México. Dejémoslo en "tendencia mayoritaria".
Lo marginal más que una situación, es una forma de ver y asumir de forma crítica una realidad, vista desde fuera, tratando permanentemente –sin conseguirlo del todo– de quitarse el saco de fuerza que nuestra cultura del consumo fácil nos impone. Por ello lo "outsider" es una forma de resistencia, a veces nihilista pero casi siempre crítica y no es raro que sea mantenga como una postura muy informada.
En los círculos sociales se impone un sanción o fianza a quien ose salirse de la "corriente principal". A veces un precio alto. Pero definitivamente estas posturas nos devuelven la tranquilidad a nosotros, a la mayoría, para que sigamos viviendo tranquilos nuestra vida. Jorge Cantú de la Garza lo dijo más bello y más preciso en la parte final de su poema "De vida irregular".

[...] Nuestra rareza brinda a las gentes de bien
un prisma perfecto en qué mirarse
y seguir siendo, felizmente,
personas comunes y corrientes."

Jaime Rodríguez Calderón

Pienso que en general las campañas para la gubernatura de Nuevo León han sido pobres, pero que el hartazgo hacia la corrupción y el mal gobierno de Rodrigo Medina ha sido capitalizado de manera eficaz por Jaime Rodríguez Calderón quien considero que ya ganó la campaña política. Ahora falta que gane la elección, y eso está por verse. Pienso que si gana el de Galeana no resolverá a fondo los problemas que aquejan a Nuevo León, pero su triunfo sería inspirador para seguir creyendo, ahora con mejores bases, que las cosas puedan cambiar en este país.

Escribir es tratar de meter humo en una bolsa

La psicología tiene el término "compensación" para definir la estrategia mediante la cual un individuo encubre consciente o inconscientemente debilidades, frustaciones o sensaciones de incompetencia, similares y conexos de la república mexicana (no es cierto).

A un niño de quinto año y con un coeficiente destacado, lo descalifican (en público) y lo censuran en su deseo de querer de grande "ser presidente", bajo el argumento de que pertenece a "otra" religión y por lo tanto (extraña relación) está incapacitado. El chamaco rechaza y compensa los juicios sobre él y de grande se vuelve el crítico más afilado y sagaz del presidencialismo, y se mofa de la figura. Al final de cuentas, compensa.

A veces asocio situaciones con esa "estrategia", o accionar o como se llame. Hace años por motivos de trabajo entré en contacto con una persona por medio de correo electrónico. Me llamó la atención que su dirección era su nombre de pila, pero cada letra doble, repetida. Me pareció curiosa esa reafirmación en pares y no tuvo mayor importancia. Cuando la conocí en persona hubo un detalle que me hizo recordar su correo: una de sus piernas tenía una especie de deformación que le impedía caminar derecho, renqueaba. Pensé en esto de la compensación, aunque tal vez me equivoque. El ejemplo de todos modos ilustra lo que quiero decir.

Pero no quería hablar de otros, sino de una compensación mía.

Se me dificulta concretar ideas en palabras, experiencias en frases, charlas en párrafos, imágenes por medio de expresiones escritas.

Vivo en un mundo de recuerdos, impresiones, afectos, sensaciones e ideas todo el tiempo, y siempre aparecen como algo nebuloso que no puedo tocar, ni hacer tangible ni expresar. Me esfuerzo en tocarlas pero no puedo. Es la sensación de intentar meter humo en una bolsa.

De niño, uno de los estados que más recuerdo es que fui de los niños cuyo papá le permitía estar en la mesa de los adultos, escuchar, y a veces hasta opinar como si fuera uno más. Especialmente me gustaba escuchar hablar a mi padre, quien tenía la facilidad de hacerme provocar imágenes, risas, suspenso y muchas otras emociones con sólo las palabras. Contaba chistes o anécdotas, pero las aderezaba con cierta tensión que le salía muy natural. Él podía hacerlo, pero yo no. De ahí mi interés en provocar emociones, imágenes, sentimientos por medio de las palabras (esto que escribo en pocas palabras, me tomó bastantes años descubrir y fijar). Y siempre estaba ahí mi incapacidad de lograrlo.

Aún siento a veces esa impotencia para expresar con palabras algo que me está pasando, sé perfectamente qué es porque lo estoy viviendo intensamente, pero que no sé expresar en palabras, y menos en pocas palabras.

Por eso cuando alguien me expresa el efecto que tuvieron mis palabras, le creo, pero siento que todo este afán mío de escribir, de provocar, de seducir, de mover por medio de las palabras y en ocasiones parcialmente lograrlo, es esa estrategia mía de estar compensando una incapacidad.

Me gusto así.