jueves, 31 de diciembre de 2015

Feliz año 2016

Gracias a los lectores que suelen visitar este blog. Quizá conozca a algunos en persona, quizá nunca nos hayamos visto, de igual forma agradezco que pasen por aquí y lean esta botella que tiro al mar de la red.

Feliz año 2016. Mis mejores deseos.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Ser mal tratado

Me dijo hoy en la mañana Miguel F.: "Mira, Gerardo, depende de cada uno ser tratado bien o no ser tratado de ningún modo. Sólo hay dos sopas. La tercera opción tiene un nombre muy feo".

martes, 29 de diciembre de 2015

Cargante

¿Y si te encuentras con alguien que no tiene ni un pelo de las 20 cosas más cargantes que existen sobre la superficie de la Tierra?
Eso yo le llamo hallazgo.

Esa ideología que asumimos como propia

Llego a la conclusión de que el cúmulo de ideas a las que nos adherimos de forma "racional" en torno a la religión, la política y las artes son todo menos racionales, y tienen que ver y parten más de nuestros afectos, vínculos con padres e historia de vida, que con lo "externo", es decir, con ese tipo de político, ese tipo de artista o el sustento que puede tener una creencia religiosa.

Nuestra historia nos crea, pensando que elegimos con libertad. Nuestros valores los recibimos hechos, no los elegimos y mucho menos inventamos nosotros nada. Digamos que son herencia familiar.

Como decía Juan Pablo, somos lo que han hecho de nosotros. Yo agregaría, poco podemos hacer nosotros, pero lo suficiente para modifcar nuestro camino y hacerlo más feliz desde ahora.

Permisos

—Por si no lo sabe, estoy autorizado para soñar algunas otras cosas.
—¿Autorizado por quién?
—Por un servidor, claro. ¿Hay otra?¿No me diga que usted espera que le autorización llegue a su correo?

lunes, 28 de diciembre de 2015

Confusión entre productos y obras

El problema no es tener un supuesto mal gusto acerca de los cantantes más populares, la película más taquillera o el libro más vendido, sino el problema real es no saber distinguir una propuesta artística  de un trabajo que en primer lugar está pensado para ser un redituable producto comercial.
El entretenimiento no tiene nada de malo, es más, lo celebro y algunas expresiones me gustan mucho, el asunto es que puedan crear esta confusión.
También es cierto que en ocasiones las fronteras entre uno y otro no están muy nítidas y no pocas veces una cosa no excluye a la otra, pero de todos modos es mejor distinguir la pulpa del jarabe.

Mujeres obesas y acoso

A causa del machismo y la misoginia, ¿son las mujeres obesas menos víctimas de acoso o abuso sexual?

¿Se podrá conocer esa estadística?

Mi "Año Nuevo" personal

Hablan de la crisis de los treinta, hablan de tus veinte y cómo te pegan, se habla de la crisis de los cuarenta, la gente dice muchas cosas. En mi caso creo que vivo un ligero desfase.
Sin querer llamarle "crisis", sí sentí un giro importante a cuando cumplí mis 23 años, después de mis 33 de nuevo otra vuelta, como maroma en el aire para caer de pie pero seis metros más adelante. Ahora, a mis 43, me vuelve a dar ese mismo volteón. Este año ha sido de varios "brincos", reacomodos, escaramuzas, amagues, quiebres, dribles, pausas y avances, como el bebé que viene con los pies por delante pero que en las últimas horas se acomoda para nacer como Dios manda. Así siento yo esta especie de "nacimiento".
El último tramo de mi año de "transición", mis últimos dos kilómetros de este maratón de 42 años 195 días, ahora ya corriendo el 43, lo viví en los últimos siete días, así, de golpe, de viaje, adrenalina, nuevos aires, buena compañía. Para mí el año terminó el día 27 de diciembre y hoy 28 comienza otro ciclo.
Es algo muy personal lo que estoy diciendo, algo que yo sé que así es.
Es mi "Año Nuevo" personal.

Aquí nadie muere

Cuando tenía 14 años leí una frase que me ha acompañado hasta hoy: "En el inconsciente nadie muere". Las personas que he perdido en los tiempos recientes me llevan a buscar su presencia en donde permanecen, muy dentro desde donde me acompañan, en momentos en los que no sé si estoy medio dormido. Ahí está todo nomal, platicando muy a gusto.

Corte de la semana del 21 al 27

1) Lo importante son los besitos.
2) Nada sustituye al tiempo que pase uno con los padres y con los hijos.
3) También son reteimportantes tener cerca amigos para que te abracen muy fuerte y que te pendejeen como Dios manda, porque a veces es lo que uno más necesita.

sábado, 26 de diciembre de 2015

¿Qué es el oficio de poeta?

Pareciera que cuando en los medios se cita a un poeta, se están refiriendo a un ser humano de 50, 60 70 años o más, en caso contrario se usa la aclaración "joven poeta".
¿Cuántos libros, cuántos años, cuánto tiene que pasar para que la persona que escribe y suele publicar algo de poesía se le pueda llamar poeta?
Los poetas parecen echados al margen, pero antes fueron ellos mismos quienes se automarginan y sólo después de algunos libros y a veces muchos años pueden autonombrarse así. Aunque a veces no, de vez en cuando surgen seres desparpajados que desde un taller literario y jovensísimos ellos ya se llaman poetas.
Volvamos a la pregunta: ¿Cuándo se gana alguien el título de poeta?

La respuesta más o menos sensata que se me ocurre es: cuando se ha hecho habitual en él el oficio. ¿Y qué es eso del oficio? El oficio es una costumbre de trabajar una disciplina regularmente desde el conocimiento empírico, aunque no se excluye a la especialización del aprendizaje formal.
En ambos casos el poeta adopta a ciertos maestros, sigue a ciertos bardos con quienes se identifica, sea en lo temático, el tono, los temas, el ritmo, o en todo junto.

El poeta lo forma el hábito, las lecturas, las vivencias y la crítica.






viernes, 25 de diciembre de 2015

El ego y las publicaciones

Lo sé, lo sé, el ego, esa bestia semidomesticada, a veces un poco salvaje. 
Con esta van dos veces que el Daniel me menciona en un libro suyo. El primero fue "Réquiem por Gutemberg" y el segundo es "Bronco, la nueva independencia". Uno intenta guardar la compostura, pero estos regalos no lo dejan, chingao. Pero se agradece mucho.

Viajar a Las Vegas

Hoy me preguntaron que por qué no un viaje a Las Vegas. Casinos, fiesta, espectáculos, comida, diversión. Seguramente me vieron cara de millonario desocupado y frívolo. Frívolo sobre todo. 
Y es que si alguien me conoce debería saber que antes de Las Vegas quiero conocer San Francisco, Nueva York, Nueva Orléans, y otras seis ciudades norteamericanas, por no hablar de otras tantas europeas y sudamericanas. ¿Pero proponerme Las Vegas? ¿Las Vegas? Miéntame la madre cinco veces. De no ser porque la persona que me lo preguntó es alguien a quien aprecio, creo que le habría dejado de hablar. 
A veces es mejor hacer como que no escuché nada.

Influencia de la lengua inglesa

Es tan profunda la influencia de la lengua inglesa y tan poco interés despierta nuestro idioma en algunas personas de mi región que hoy un alumno se rió de la expresión "bisnes", escrita así a propósito en un cuento... momentos más tarde me entrega un trabajo escrito a mano —les pido trabajo escrito a mano en cada clase— con la frase "no a abido nada importante".

Margarita y el octosílabo

En una clase: la naturalidad del octosílabo en la lírica castellana. Naturalmente. Eso brota.
Ejemplo.
"Por qué me miras así/ 
mientras me visto sin ti."
¿O serán sólo mis ganas de bailar?

El baile y la edad

Ya quisiera yo a mis 72 años —si es que llego— salir a bailar tan seguido como lo hace una señora que quiero mucho y que vive en Monterrey. Yo con tres canciones que bailo —en casita— termino agitado, agotado. Ya no soy el de antes. Recuerdo cuando tenía 72 años y bailaba muy seguido.

Personaje de novela

A veces me siento salido de una novela de Pedro Juan Gutiérrez, pero luego recuerdo que estoy en Ensenada y no en la colonia Tlaxpana en el DF, y se me pasa.

Leer por cortesía


Por experiencia veo que leer lo que más de 200, o 300 personas escriben, comparten en sus muros, es un exceso de información. En mi caso leo tanto en papel como en la pantalla —mi trabajo se basa en leer con atención, y tengo además libros en espera—, y de lo visto en los muros confieso que una buena parte es por el aprecio y consideración que le tengo a ese ser humano a quien en la red social se le enfría llamándole "contacto". El asunto es que el recurso limitado es el tiempo. ¿Prefiero calidad que cantidad?¿Prefiero mi contacto afectuoso (y frío) de personas que conozco en mi círculo más cercano de FB?¿El Facebook me acerca a las personas físicamente distantes independientemente de lo que publiquen?
Tengo un montón de cosas por leer y el tiempo no me da, tampoco nadie me obliga a leer en Facebook. Sé también, como alguien me lo señaló, que leer en esta red social es como hojear una revista —¿de modas, de sociales, de espectáculos? Como quiera que sea me confieso tolerante en la vida real y muy intolerante en el Facebook. No me azoto, sólo que a veces me pregunto ¿esto me interesa realmente?¿Quiero tanto tanto tanto pero tanto a esta persona, o la admiro tanto como para estar dedicándole más de cinco, 10 segundos, un minuto, dos minutos. No me chingues. Pues para pendejadas, con las mías tengo.
También subrayo que a la gente que tengo por contactos, realmente les tengo cariño, amor, aprecio o admiración y encima leo con mucho interés las ligas que comparten, que son textos, puntos de vista, incluso "memes" que me han divertido o que me han hecho pensar. Son gente que se dedica a actividades creativas, o que simplemente disfutan de la vida de un modo que se antoja. Me encanta la gente con proyectos, con ideas frescas, con humor sabroso o ácido. Hasta las personas guarrísimas que publican cosas que yo no me atrevo, esas me relajan mucho, me animan.
Por otra parte, he descubierto, ya encarrerados en el tema, que hay personas de lo más amables, consideradas, inteligentes y amistosas en la vida real, pero que simplemente NO SON para tenerlas en Facebook. Algo que he aprendido es que no todas las personas con las que convivo en el día, personas cercanas, compañeros de trabajo o gente que habitualmente saludo con aprecio, son para tenerlas de contacto. Sería para mí un dolor de bolas estar dando "explicaciones" o escuchar comentarios de lo que puse o dejé de publicar o que si pienso tal cosa... Me rompe las bolas.
¿Leer por cortesía? No, gracias, si tanto aprecio hay entre otra persona y yo, nos llamamos por teléfono, nos tomamos un café o mínimo nos mandamos mensajes privados para compartirnos nuestros textos o estar al pendientes de nuestras vidas, pero estar leyendo tanta pendejada, "preferiría no hacerlo".

No volveré a ser joven

No volveré a ser joven
Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
—como todos los jóvenes—, yo vine
a llevarme la vida por delante.
Jaime Gil de Biedma
Me preocupa más el ambiente extraordinariamente propicio para el abuso que un abuso en sí, aunque un solo abuso en sí siempre será demasiado. Un ambiente propicio para el abuso ayuda a normalizarlo, es decir, aceptarlo como la cosa más común del mundo. ¿Y quién tiene ganas de luchar contra la cotidianeidad?

Hermanita menor

Cuando la Ciudad de México cumplió 20 años tuvo una hermanita que no conoció porque se la llevaron para el norte. La chiquita creció en las calles, estudió Antropología como su hermana mayor y tuvo amigos de todos los rincones. Con el tiempo le empezaron a llamar Tijuana.

No es ningún heroísmo

No es ningún heroísmo porque el amor no lo es. Del mismo modo en que una madre sin importar cómo ande recibe a un hijo, asi Monterrey a 35 grados me abraza con cariño ven mijito y me ofrece un sol sobre la mesa y su transitar de concreto y veloz como se pisa el asfalto así llego hasta la cocina y luego hasta el patio y cruzo Juárez y cruzo Félix U. Gómez adiós amigos ya llegué amigos ya me voy mis padres siguen bien. A 35 grados ya no siento frío sino el calorcito apenas se acomoda. A 15 grados me entumo mañanamente. Benditos 35, porque a mí también me seguía el sol de chiquito y no es ningún heroísmo porque el amor tampoco lo es.

lunes, 21 de diciembre de 2015

El texto mejor escrito

El texto mejor escrito es el que te hace olvidar que lo estás leyendo.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Quién te lee

Tuve un blog más o menos del 2004 al 2008. Ese año quemé la cantina con 500 entradas o más. Esta segunda temporada la mantengo desde el 28 de agosto del 2009 y como soy adicto a las cifras inútiles, he seguido la cantidad de visitas con todo el detalle que blogger ofrece.
La curva se disparó por una razón que desconozco. Antes de mayo del 2014 las páginas vistas promediaban 700 mensuales, pero a partir de julio de ese año la gráfica sonrió y sus comisuras llegaron a las 4 mil 500 a 5 mil páginas vistas mensuales, con un pico de 6 mil en noviembre de este año.

**

A mí se me hacen muchos.
A veces me he preguntado quiénes son, qué cara ponen, por qué regresan estos lectores. ¿Será gente que he conocido medianamente?¿Habrá muchos familiares?¿Habrá gente con la que tuve algún vínculo en el pasado?
Hoy me dije: "Pues qué importa quiénes sean; si yo supiera que al menos tres personas de las que me importan son asiduas, definitivamente o escribiría mucho menos, o escribiría cuidándome, con otra conciencia de lo que digo.
Agradezco que personas anónimas se tomen el tiempo de visitar este lugar. Cada minuto de lectura es más que una cifra, es una fina atención que yo recibo.

Gracias.

lunes, 14 de diciembre de 2015

¡Repíqueme esos cueros!... ¡Rubén!

¡Repíqueme esos cueros!... ¡Rubén! Ese era la frase que se intercalaba en la versión original de la Cumbia de la Paz, quizá el primer éxito de Celso Piña. Era 1984. Al año siguiente hubo un baile, y estaban de moda ciertos pasitos que no se volverán a ver jamás, tal como en aquellos tiempos, sobre todo al bailar "Gitana". 
En la esquina de la secundaria se pelearon los Comanches contra tres de los Warriors. Una putiza les pusieron. El baile no se detuvo, en uno de los salones del segundo piso, con unos bafles enormes y las muchachas con peinados con el copete de gallo. Celso era la neta. Después se volvió un producto comercial, de los que compran las masas, bien por Mujica que hizo muy buen trabajo, qué bueno que lo metió a Marco junto a García Márquez y al Palacio a aquella cena con Botero.
Pero aquel público nunca sabrá bailar colombiano, ni de chiste. Me da gusto, de todos modos me gusta mucho, incluso los novedosos que traen a la colombia en la boca. De todos modos me gusta verlo en el video en el Auditorio Nacional, porque sé que Celso tocando es feliz. Música es música, compare, dijo un día.
Yo nomás quiero gritar ¡Repíqueme esos cueros!... ¡Rubén! ¡Rube Piña! Y pararme a baiar.

domingo, 13 de diciembre de 2015

"El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento"

Hoy se me ocurrió que el dolor recibido se vive como una forma de violencia o agresión. Si el dolor no se asimila se convierte en sufrimiento, que no deja de ser violencia.

Esa violencia se puede volcar contra los otros o contra uno mismo.

Una buena parte de los achaques, padecimientos, tristezas, pesadumbres son producto de esa violencia, es decir, ese dolor que recibimos y nunca pudo salir.

sábado, 12 de diciembre de 2015

La segunda pérdida de la inocencia

La primera como es de imaginar sucede casi siempre en la primera juventud.

La segunda a la que me refiero es aquella que sucede cuando se ven destruidas las ilusiones alimentadas en una relación por largos años.

Casi siempre sucede como baño de agua fría tras el descubrimiento del celular, de la llamada, de la foto y la pareja se vuelve de golpe un desconocido. Parte de la vida queda en ruinas, al menos por unos años y la segunda inocencia, como no era de esperarse, queda hecha trizas.

Esta segunda pérdida suele ser la prueba del ácido y ya se está en condiciones de enterrar la ingenuidad y desconfiar de todo el mundo.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Amar a la persona equivocada

¿Por qué la idea de "amar a la persona equivocada" prácticamente no aparece en el discurso masculino?

Pareciera que tiene más verdad una foto.





Deseo interrumpido. Una pregunta capciosa

A raíz del sondeo que estoy haciendo sobre Hombres y deseo, un varón entrevistado me hizo la siguiente pregunta capciosa:

—¿Sabes cuándo un hombre se deja de masturbar?
—No.
—A partir de que se divorcia.

martes, 8 de diciembre de 2015

Música e idiosincrasia



Hipótesis

Cada género musical expresa una idiosincrasia específica.



Según la Real Academia de la Lengua, la idiosincrasia son los Rasgos, temperamento, carácter, etc., distintivos y propios de un individuo o de una colectividad.



También:

La palabra idiosincrasia tiene un origen griego. Proviene de ἰδιοσυγκρασία “idiosyncrasía” palabra compuesta `por “ídios” que puede traducirse como singular o particular y “sýncrasis” que alude a la mezcla, y lleva a formar el temperamento, por la mezcla de elementos que lo conforman. La acuñó en el año 1861, el novelista del género realista, de nacionalidad española, Pedro Antonio de Alarcón, para designar a la manera de actuar de los napolitanos.

Por un lado la idiosincrasia se refiere al temperamento que caracteriza a cada individuo dado por herencia y a la conducta individual aprendida; pero también designa a la particular manera de comportarse de un conjunto de personas integrantes de una comunidad. Ambos aspectos están íntimamente relacionados, ya que la idiosincrasia de un pueblo o grupo se forma a partir de las idiosincrasias individuales de quienes lo conforman; pero también las tradiciones, relaciones sociales, costumbres y cultura general del conjunto influyen en la idiosincrasia individual. Por supuesto que la idiosincrasia si bien da características comunes sobre el grupo en cuestión, no prescinde de las excepciones que pudieran darse a nivel individual.






El asombro

La curiosidad y su consecuencia el asombro, son absolutamente incomprensibles para quienes sólo piensan en el costo de producir.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Alcantarilla

Determinada persona señala con desdén una alcantarilla abierta cuando enuncia la expresión "ese-tipo-de personas" y "ese tipo de cosas".


Las expresiones "ese tipo de personas" o "ese tipo de cosas", implican una sutil censura o descalificación invisible que es presuntamente asumida y aceptada por el interlocutor.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Encuesta anónima. Hombres y deseo



Si eres varón y quieres ayudarme en un estudio sobre deseo sexual masculino, favor de contestar la siguiente encuesta te tomará menos de cinco minutos (a menos que tengas un largo historial).





https://docs.google.com/forms/d/1ccjaYdqNIxPuYQdh-OqCDNuJxH7FuogV2htx01vaw48/viewform

Deseo sexual masculino. Una encuesta

Por alguna cómoda razón tiendo a entenderme mejor con las mujeres que con los hombres; si amistades de por sí no tengo muchas, cuando se trata de una mujer la cosa marcha mejor. Incluso sin ser amiga, me siento más cómodo.

De esa frecuencia nace la confianza, la discusión y el chal. De aquí para allá y de allá para acá.

Y en las dificultades de los asuntos de pareja la premisa invisible es que así, de pronto, de la nada, el susodicho enamorado, el esposo abnegado, resulta que no era lo que parecía, y de pronto trae novedades. Una tercera persona.

Tengo mi opinión al respecto: para las mujeres el asunto de la seguridad/estabilidad de la pareja es un asunto básico, profundo, elemental, que muchas veces, los hombres cuando somos inmaduros ponemos en entredicho de manera imprudente, egoísta y absurda.

Pero vuelvo a la queja de los hombres infieles (alguien me dijo que las mujeres no se quedan atrás. Sí, es probable, pero para empezar ellas son mil veces más cuidadosas y discretas porque la infidelidad de entrada no le representa ningún logro o satisfacción social del cual presumir, no es nada fuera de la satisfacción íntima, personal).

Decía que ellas se quejan amargamente, dolorosamente de la infidelidad de sus respectivos. "¿Por qué lo hacen?", me han preguntado, como si yo estuviera dentro de la cabeza de cada hombre. No tengo respuesta concluyente, pero lo que me da vuelta es que tal vez los varones, aún con pareja o viviendo con una, siguen deseando a otra o a otras. Y tal vez periodos cortos, medianos o largos. ¿Será así? Son suposiciones mías. No lo sé. Quiero saber cómo manejan los varones este asunto del deseo, independientemente de que se concrete o no una infidelidad. Pienso que el deseo es la pólvora de la infidelidad —quizá no el oxígeno.

La única forma de saber lo que no existe en los libros, es preguntar. Mi encuesta anónima dice así:


Edad:


Grado máximo de estudios concluidos
Primaria
Secundaria
Preparatoria
Licenciatura
Maestría
Doctorado



1. ¿Actualmente vive en pareja? (Sí / No).


2. En los últimos cinco años ¿ha experimentado deseo sexual por alguna mujer?  (Sí / No).


Si la respuesta fue afirmativa, continúe con las siguientes preguntas. Si la respuesta fue negativa, la encuesta ha concluido.


3. En los últimos cinco años ¿por cuántas mujeres ha sentido deseo sexual incluyendo a su actual pareja, si fuera el caso?


Si su respuesta anterior fue afirmativa, conteste lo siguiente, de lo contrario, la encuesta ha terminado.


4. De las mujeres por las que sintió deseo sexual, ¿hacia cuántas el deseo sexual persistió durante 3 meses o más?

La encuesta se realizará por medio de papeletas en físico y por medio de una liga que estará disponible en Google encuestas y puesta en este blog y en otros sitios en unos días.



martes, 1 de diciembre de 2015

"Bronco, la nueva independencia"

Lo sé, lo sé, el ego, esa bestia semidomesticada, a veces un poco salvaje. 


Con esta van dos veces que el Daniel me menciona en un libro suyo. El primero fue "Réquiem por Gutemberg" y el segundo es "Bronco, la nueva independencia". Uno intenta guardar la compostura, pero estos regalos no lo dejan, chingao. 

Pero se agradece mucho.

Aún no lo termino.







domingo, 29 de noviembre de 2015

Deseo y género


Yo: —¿Por qué las mujeres hablan tan poco del deseo, en comparación con los hombres?

Paola —Mientras a los hombres los educan para desear, a las mujeres las educan para desear ser deseadas.

Más tarde agrega:

O tal vez no exactamente. Tal vez las educan para que deseen que las elijan, como madres, como esposas, como mujeres, y sí, también sexualmente. Por ahí va...

sábado, 28 de noviembre de 2015

Etapa adulta

El mejor regalo que me pudo dar mi etapa adulta es conocerme muy bien. No es que sea la Gran Solución, pero algo que te ahorra tiempo, dinero y esfuerzo, es en sí mismo de un valor incalculable.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Literatosis

Hay lectores sanos y lectores enfermos; los sanos me interesan, pero no tanto como los enfermos; éstos se caracterizan por leer hasta lo que no les gusta... para saber decir, con los pelos en la mano, por qué no les gusta.


Otra cualidad que tienen es que son capaces de separar al escritor de la persona, incluyendo sus ideas políticas. Con ellos no se puede, vayan ustedes a saber, se ponen imposibles porque es frecuente que hayan leído cinco o diez libros de un mismo autor. De esta clase de lectores que conozco puedo contar al Daniel, al Aarón, a Lulú, a Ramiro. Como les dijo, son imposibles —Lulú conoce 64 novelas de Agatha Christie de las más de 80 que tiene la autora inglesa; Daniel coteja el más reciente de Paul Auster con su Trilogía y en su biblioteca de 3 mil volúmenes puede pasar el resto de sus días; Aarón es capaz de cruzar la ciudad para buscar el periódico de los sábados sólo para leer el suplemento en donde aparecen las reseñas con novedades, también está en enfermo de libros...

Esos lectores que los amarren, 

sólo así van a soltar un libro.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Y si el cuerpo pide

Cuando el cuerpo pide comida se le llama hambre.
Cuando el cuerpo pide agua se le llama sed.
Cuando el cuerpo requiere dormir se le llama sueño.
Cuando el cuerpo quiere coger se le llama andar cachondo.

Cuando el cuerpo pide bailar ¿cómo se le llama a eso?

domingo, 22 de noviembre de 2015

Enamorarse

Enamorarse y querer estar con alguien se parece mucho a un pastel, se ve de una sola pieza, pero lleva muchos ingredientes que pueden irse agotando de manera independiente.


Mantener el mismo sabor homogéneo parece todo un arte, mientras, se supone, no se debe dejar de disfrutar.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Amarren una vaporera con menudo

Amarren una vaporera con menudo sobre una mecedora, échenle un poco de aire y rocíenla de agua de vez en cuando. Ése era yo viendo "Los juegos del hambre 2" en una sala 4DX. Igualito se movía mi humanidad en un asiento con vida propia.

 (En nombre de los hijos uno hace cualquier cosa).

martes, 17 de noviembre de 2015

Sexo, amor y matrimonio

He estado escuchando y viendo una charla con el filósofo Jacinto Choza acerca de la historia cultural del amor y el matrimonio.

En algún momento de la exposición menciona algo que alguno de mis maestros de facultad nos dijo hace muchos años:

Que el amor, el sexo y el matrimonio alguna vez fueron cosas separadas, casi independientes.

Me gusta pensar en función de lo que hemos construido como especie humana y no como algo dado en nuestra naturaleza.

¿Por qué ahora para muchos es importante el matrimonio?

Demasiadas reglas deben tener una función muy importante.




https://www.youtube.com/watch?v=O_CqKYC2FEs

Charlie Sheen

Antes de su anuncio del VIH, antes de su adicción a las drogas, antes de su adicción al alcohol, antes de su adicción a esta forma de sexo que es tenerlo con prostitutas, antes de todo hay una historia, una carencia, una serie de hechos que están en el origen del resto de la historia.

Desenredar ese origen.
Creo que ahí está la explicación. Y comprenderlo y saber que nadie está exento, ayuda.

Eso me deja Charlie Sheen.

sábado, 14 de noviembre de 2015

El respeto

¿El respeto como afrodisiaco?

Mira, tú.

"B612"

En los últimos años he venido disfrutando de menos a mucho pasar tiempo en casita, solo. Sin ruido. Sin gente. Sin nadie que me hable. Tiempo preciado que no siempre tengo el gusto; no siempre, y está bien. Pero por ser un espacio pequeñito estoy a punto de llamarlo "B612", como el asteroride mentado aquel, ¿lo recuerdan?, sí, y ahí, como "El Principito", hablarle a la cafetera, domesticar al librero y aprender del refrigerador, quien un día me dijo: "Si todos los días llegas con hambre a las cuatro de la tarde, desde las tres te estaré esperando".

Atentados en París

Edificios emblemáticos de las principales ciudades del mundo iluminan sus edificios-símbolos con los colores de la bandera de Francia.
Es una muestra de solidaridad, afirman. 
Bien.

Hay gente que cree en los talismanes.

El peso y el tabú

El tono en el que algunas de mis amigas refieren que en determinada época "llegaron a pesar 53 kilos".

Es un tono que a veces parece lamento disfrazado de incredulidad. A mí no me dice nada, excepto porque me pregunto si referirían que, poniendo por caso, llegaron a pesar 115 kilos, porque arriba de 65 ya es tabú de tan sagrados los números.


Así es la cultura de la imagen que constriñe, domina, somete.


jueves, 12 de noviembre de 2015

Alumno que quiere tomar el pelo al maestro

Para que ese alumno logre tomarme el pelo necesita tomar el curso.

El problema es que el curso lo imparto yo.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Encuesta Nacional de Lectura 2015


Dice la Encuesta Nacional de Lectura que cada uno de los mexicanos lee en promedio 5.3 libros cada año.

Aquí la parte cuantitativa:


Cuando me encargan corregir o redactar una cuartilla, tomo como base 250 palabras, que equivalen aproximadamente a mil 700 caracteres tomando los espacios en blanco. En un periódico que conozco una nota se mide en párrafos y cada párrafo mide entre 35 y 50 palabras aproximadamente.
¿Cuántas palabras en promedio tiene un libro para la Encuesta Nacional de Lectura?


La parte cualitativa:

He escuchado varias veces que la gente sigue leyendo mucho, igual que antes, pero que ahora ha aumentado la lectura en soportes electrónicos como Facebook, Twitter y la gran cantidad de páginas de internet. Si según la Asociación Mexicana de Internet (Amipci) en el año 2014 el tiempo promedio diario de un internauta conectado a internet fue de 5 horas con 36 minutos ¿cuánto habrá leído en ese tiempo? Es natural que una parte corresponde a contenido audiovisual, pero el tiempo de lectura no deja de ser considerable.

Conclusión: se debería de considerar el criterio de libros al año como factor de lectura. Un libro no es lo único y no que más se lee en México.


sábado, 7 de noviembre de 2015

Ojitos

Traigo un relámpago dionisiaco en una ventana del pasillo. 

Y me está haciendo ojitos.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Medalla Belisario Domínguez

Esas sanas inteligencias que cuestionan de qué vive Andrés Manuel y no preguntan cómo Alberto Baillères llegó a ser el segundo hombre más rico de México, hoy recipiendario de la Medalla Belisario Domínguez.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Así hablan en mi rancho

No es "cállate", sino "cáate". La frase completa, dicha en un círculo muy informal, de compas, pues, es "cáate el hocico", que es una expresión entre la censura amistosa y la incredulidad por creer que el otro exagera. "Hoy corrí 20 kilómetros, y ayer 15, quiero estar en forma y tener buena condición física", dice alguien, a lo cual el amigo, con la boca de lado, contesta: "miramiramira, cáate el hocico"

Amigas

Esa dudosa práctica de las amigas, de querer hallarle pareja a sus amistades solteras. Dejen que el mundo ruede, que los brincos llegan solos.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Tarjetas Postkarte


Nihilismo sin las tres "p"

El problema no es ser o no nihilista, la cuestión es serlo sin convertirse en un pillo, en un patán o en un pendejo.

martes, 3 de noviembre de 2015

Mirada femenina

Habitualmente las mujeres se ven desde afuera. Una amiga que anda en sus cuarenta y tantos y que tengo por reflexiva me dice que se debe a que las han educado para ser objetos, más que sujetos. 
Dice: "Si les sale un grano saben que otro lo va a ver cuando hablen, si la tanga se trasluce se va a notar, están al pendiente de tener las piernas juntas, si están gordas saben que van a hablar de ellas, revisan si los zapatos combinan con el resto de la ropa". Así un largo etcétera.

Creo que hay mucho de verdad en esto. En otros tiempos tuve diferencias, que eran verdaderas discusiones por hacer afirmaciones como esta, concretamente con amigas feministas, sin embargo creo que lo que menciono de ninguna manera es un ataque, sino que es describir un hecho.

Sí, también está el gusto de verse lindas, bonitas, en primer lugar frente a sí mismas, eso también lo sé y lo veo. Lo que trato de señalar en todo caso es que la exigencia social hace de muchas mujeres ser en primer término para los otros, para la mirada de los otros.

Creo, tal vez me equivoque, que esa exigencia sea la semilla ancestral de la violencia.

Yo no podría vivir con eso.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Pregúuuntame

No es que me guste no llegar a una conclusión, claro que me gusta (así sea una conclusión provisional), pero lo que más me agrada son las preguntas. ¿Por qué? Porque señalan puertas cerradas que quizá pocos han visto, o porque señalan un camino poco transitado.

Los enemigos de las buenas preguntas son "el deber ser", la falta de sentido común y el temor a pensar.
Los exámenes escolares deberían ser unos en los que el alumno, en lugar de responder adecuadamente a una pregunta, formule una pregunta original en torno al tema.

Crear una pregunta pone en juego la aprehensión del mismo conocimiento, sólo que desde adentro.

domingo, 1 de noviembre de 2015

Personas comunes y corrientes

A veces me pasa que, al leer ciertos comentarios de ciertos muros de gente que vive su vida a su aire, —gente que tiene que soltar de vez en cuando algunos reflejos de su urbanizado y antiguo mundo interior—, me provocan la sensación de estar leyendo (en los comentarios) reflejos miopes de gente que, al parecer, no se entera de una linda chingada de lo que el amigo quiere decir (pero como son sus amigos, dejan cualquier comentario). Escriben cosas similares a esta: "Ay, amiga, me pasa lo mismo", "Wow, súper padre", "Qué lindo escribes". Comentarios así.
El poeta Jorge Cantú de la Garza expresa lo que quiero decir de una manera más eficaz y elegante:

DE VIDA IRREGULAR
No fuimos personas comunes y corrientes.
Durante muchos años tuvimos diecinueve años.
Propensos a la disidencia y el escándalo
ejercimos el desdén hasta la indiferencia.
Hoy, maduros, ya, mas nunca viejos,
seguimos siendo gente rara.
Nuestra rareza brinda a la gente de
bien un prisma perfecto en qué mirarse
y seguir siendo, felizmente,
personas comunes y corrientes.

sábado, 31 de octubre de 2015

Violencia al natural

Dar pláticas de prevención a mujeres víctimas de agresiones es naturalizar esa misma violencia, del mismo modo en que se previene a la población de un agresivo y natural fenómeno meteorológico. El origen de la violencia, en los hechos, no se toca, sólo queda "protegerse", cuidarse de ellos, tomar acciones defensivas, reactivas. Visto así la violencia es natural.

viernes, 30 de octubre de 2015

Parte de ti

Cuando una institución está internalizada, ya no la puedes tocar.

De palabra obra y comisión


Creo que no está de más ser conscientes que nuestros actos y palabras están, como deben, sujetos a una ética, a una moral, que para mí es sinónimo de límites. Sin problema con eso.

Sólo que nuestros pensamientos no juegan y qué bueno, con esas reglas, Por fortuna a nuestros pensamientos no los rige ninguna clase de moral.

jueves, 29 de octubre de 2015

Desigualdad social

Algo debe andar muy mal para que la obesidad cause mucha más vergüenza que el mal del alcoholismo. 
O sea que la pasa mejor un pedote que una gorda.

 ¡Ah, mundo jediondo!

martes, 27 de octubre de 2015

Felicidades a todas las mamás

Esas personas adultas a cargo de sus hijos: ¡felicitaciones!, llevan años manteniendo y reproduciendo con suma eficacia todas las variantes de machismo. ¡Ánimo!


Peor enemigo

El deseo más perverso hacia alguien es que le guste aquello que tanto daño le hace.

lunes, 26 de octubre de 2015

Los lentos

Agradable es estar con quien sabe escuchar y es lentísimo para hacer juicios.

domingo, 25 de octubre de 2015

Junta editorial

Hay personas que disfrutan de las series, hay quienes disfrutan de una exposición, hay los que disfrutan de tomar refresco. Yo disfruto de las juntas editoriales. Son aire fresco, información y risas; ingenio, albur y comentario; historia, anécdota y recuerdo; pasión, complicidad... ah, y también lo que la gente suele llamar "trabajo". Mis compañeros se comparten y me enseñan de qué lado masca la iguana. Esto hacen mis queridos Cecilia, Ana Luisa, Hugo y Enhoc. 

Aquí entro al escenario y grito 

¡Mi mariachi!

sábado, 24 de octubre de 2015

Tips para ver fotos de amigas en Facebook

1. No importa qué sea lo primero que le llamó la atención ni la situación en la que esté tomada la foto, lo que ella estará mostrando, en lo que ella pondrá énfasis siempre será otra cosa.

2. Después del primer vistazo sea consciente que lo que ella estará mostrando está entre la siguiente lista:

a. Aretes, b, collar, c. lápiz labial, d. vestido, e. uñas, f. su perro, g. peinado (ojo si está planchado), h. el contexto (fiesta, boda, reunión, bautizo).


3. Lea los comentarios de las amigas; ellas sí sabrán de qué se trata.

4. Absténgase de hacer comentarios burdos sobre lo que vio en el punto 1 si no quiere ser borrado de los contactos de dicha amiga.

jueves, 15 de octubre de 2015

Alegoría

Su respuesta al principio me desconcertó, luego me provocó una sonrisa: 

—Yo también antes me involucraba sentimentalmente con mi restaurante favorito.

lunes, 12 de octubre de 2015

Las frases más pintorescas escuchadas en los últimos tiempos







  • No la hagas de penca y la gallina es tuca.
  • Relaja la raja
  • Pasa raza
  • Arrímate a la lumbre
  • Te lo tapo con cemento y te dejo al albañil adentro para que te haga un monumento.

viernes, 9 de octubre de 2015

Hoja de vida

Tengo 40 años. Ernesto Inti cumplió 15 en febrero; Andrés Daniel 11 el 31 de mayo. El domingo fuimos a los toros y luego a cenar. Inti no sabe si medicina o filosofía. Al Danielo le gusta una de 1º de secundaria pero no se atreve a hablarle. Yo debería fumar menos. Creo que ya es tiempo de que les hable de Patricia.

Tengo 19 años siete meses y 28 días. Ayer domingo 7 de junio de 1991 a la 1 de la tarde hice el amor por primera vez. Hacía un calor de la chingada pero nos valió madre. No se podría decir que yo la seduje. No me importa. La amo y quiero irme a vivir con ella. Pensé que me saldría una marcota en la frente o algo así como un letrero que dijera “este güey ya cogió”, pero nada.

Tengo 38 años. Me acaban de dar las llaves de nuestra nueva casa. Nos iremos la última semana de agosto. A Andrés le cuesta un poco separarse de sus amigos de la cuadra. Al Inti le gusta la idea de tener un cuarto más grande. Acabo de conocer a alguien. El sólo nombre me causa inquietud: Patricia.

Tengo tres años. Yo quería una niña y mis papás me trajeron una. Ya quiero que se siente para poderle yo darle de comer con la cuchara. La niña está bien bonita; la niña duerme todo el día. La niña ayer me sonrió. Mi mamá dice que no puede comer paletas de dulce. A lo mejor le gustan nada más las paletas de hielo, que son más ricas.

Tengo 25 años y cuatro meses. Hoy cargué por primera vez a Ernesto Inti, mi primer hijo. Pesó 3 kilos. Creo que peso menos que él pues las piernas me tiemblan. Nomamesestoybiencagadonopuedeserqueesoseamíonomamesquépinchepedocayahoraquéhaceunonomamesesincreíble¿locargoconlasdosaunquemequepaenuna?

Tengo 12 años. El sábado pasado me compraron mi primera bicicleta, era 15 de octubre. Mi papá la compró en oferta en Julio Cepeda. Creo que fue el día más feliz de mi vida. Me duelen las nalgas; creo que no me he bajado de la bici en dos días. Ayer me fui hasta Churubusco yo solo, pero nadie lo sabe. Qué padre que nadie sepa.

Tengo 22 años. Ayer troné álgebra. Me gustan las matemáticas, pero me gustan más los talleres literarios en Filosofía, y sobre todo las clases de Genaro. Hace tres años me declaré agnóstico (qué curioso: el tiempo de venir de oyente). Quiero ser escritor un día. Ah, me acaban de publicar un poema en el periódico ¡y en domingo!

Tengo 56 años. Cada vez paso más tiempo solo. Tengo sólo seis libros publicados. Por supuesto que no vivo de ellos. Pero estoy satisfecho, especialmente con mi última novela. Despertó buenas críticas. Andrés Daniel y Patricia son los primeros en leerlas. El Ernesto dice que se queda con mi segundo libro, que el resto son jaladas.
 Es demoledor, pero sincero.          (2004)

jueves, 8 de octubre de 2015

Genaro en el 91

La mañana de un lunes de octubre de 1991, Genaro llegó al salón y puso, como al descuido, un libro en la mesa. Luego colocó su bolsa en el respaldo de la silla y se sentó sin mirar a nadie. Comenzó su clase sobre Teoría y Crítica de la Literatura I y pasado un tiempo prudente, comentó, o mejor dicho hizo alguna pregunta provocadora acerca del Nobel, lo que hizo que nosotros cruzáramos miradas.
Poco a poco fue soltando lo del anuncio del nuevo galardonado por la Academia Sueca, los eternos candidatos y tomando el libro de la mesa nos presentó a Nandine Gordimer con su El último mundo burgués.
O quizá las cosas pasaron al revés: Genaro entró con el libro y nos dijo que a Nadine Gordimer le acababan de dar el Nobel.

Creo que ese libro lo compré en las semanas siguientes. Descubrí que Nadine Gordimer era mujer.


miércoles, 7 de octubre de 2015

Soberbia y vanidad

La vanidad y la egolatría no implican necesariamente soberbia y arrogancia; la gente a veces confunde las cosas. La vanidad puede ser sutil, elegante, incluso hasta fina. La arrogancia es vulgar y degradante; a la soberbia hay que mantenerla dominada o lejos, muy lejos.

Ética sobre inteligencia

Cuando era muy joven me dejaba deslumbrar por la inteligencia. 

Hasta que descubrí que la ética era un distintivo si bien más discreto, siempre más elevado.

martes, 6 de octubre de 2015

Premio Nobel de Literatura 2015

¿Para qué nos sirve el Premio Nobel de Literatura? Creo que para conocer mejor las letras del mercado, también para hacer algunas apuestas. Pero ¿cuántos lectores tendrán un panorama amplio de los candidatos como para inclinarse, de manera muy subjetiva, claro, por uno u otro autor, autora? Pasado mañana jueves la Academia Sueca tomará el teléfono y le anunciará a una señora o a un señor que es el galardonado de este año con el más reconocido premio literario del orbe. Aquí algunos de los candidatos: Adonis,
Svetlana Aleksijevitj, John Banville, Laszlo Krasznahorka, Milan Kundera, Javier Marías, Haruki Murakami, Cees Nooteboom, Ismail Kadare, Ko Un, Peter Handke, Joyce Carol Oates, Amos Oz, Marilynne Robinson, Philip Roth, Ngugi Wa Thiong'o... Hagan sus apuestas, señores.

domingo, 27 de septiembre de 2015

Primacía de la ética, el reto de Jaime Riodríguez Calderón


Jaime Rodríguez Calderón supo capitalizar el descontento, el hartazgo de los nuevoleoneses y a acercarse a la gente como pocas, muy pocas veces se ha visto en un político. Se bajó del caballo y ha buscado cambiar la forma de gobierno. Muchos creemos que con sinceridad.
Las personas que valen la pena necesariamente inspiran. El gobernador electo ha sabido vender una imagen de valiente; sin embargo, habría logrado poco sin el manejo eficaz de un mercadólogo tan experimentado –y tan poco ortodoxo como él– como Memo Rentería. Sin el mexicalense su campaña, su proyecto, habría tenido un alcance muy discreto.
Pienso que el principal valor que hasta el momento se puede percibir de Rodríguez Calderón es el rescate de la primacía de la ética dentro de la función pública. Eso está de no creerse. Y creo que a la vez eso es lo que seduce.
Tal vez no logre el 100 por ciento de sus propósitos, pero en su propia lógica eso no sería tan grave como el hecho de que defraudara la confianza de la cantidad votantes que creyeron en él. En números redondos significaría un millón 20 mil derrotas.
Quiero pensar que será coherente, ese será su gran reto.






sábado, 26 de septiembre de 2015

Los nihilistas

Si las posturas nihilistas, esas que niegan que haya principios supremos, sentidos últimos y dogmas ante los que haya que inclinarse, no tuviera su dosis de reflexión, entonces no serian más que meros berrinches adolescentes. 
Los pocos que veo que siguen esa línea me parecen (desde siempre), gente que le da cierta importancia al mundo de las ideas, gente reflexiva digamos. 

El nihilismo suele ser muy irreverente, burlón, irónico, (claro, hay unos que están de acuerdo con esto pero son súper callados). Me agrada ese tipo de gente "inconforme", pero más me agradan los inconformes bien informados y, sobre todo, coherentes.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Terapia y viajar

Dice una amiga cercana que tanto la terapia como el viajar, no son para todo el mundo.

Para la terapia, afirma ella, se requiere cierta inteligencia, flexibilidad, y valor, agregaría yo.

Para viajar se requiere, dice ella, perder el miedo al riesgo y, obviamente, estar abierto a nuevos horizontes.

Comentábamos el otro día sobre cómo había personas muy proclives a viajar, incluso a vivir por temporadas largas o de forma definitiva en una ciudad o país distintos a su país de origen. En cambio hay otras personas que a la manera kantiana, no salieron del mismo barrio, ahí se casaron incluso viven a unos metros de la casa de sus padres... es curioso.

Pienso que la terapia es también es una forma de viajar, pero al interior de uno. Eso a veces da miedo porque se encuentran cosas desagradables que no se pueden dejar atrás: hay que resolverlas.





martes, 22 de septiembre de 2015

Las buscadoras y las encontradoras

Estaba viendo el blog de una amiga que aprecio mucho. Se trata de una buscadora. O más bien en una chava que fue buscadora muchos años y de tiempo acá se cambio de bando y ahora pertenece al equipo de las encontradoras.

La veo ahora que es madre por elección, que tiene un marido, que tiene una casa, que vive su ser mujer sí, seguramente con muchas dificultades, pero que siempre voltea hacia la luz. La veo como una chava que ha tenido fuertes pérdidas, pero entre los que la conocemos la sentimos como alguien luminosa, de sonrisa.

Hace años me escribió un correo muy hermoso en donde me expresaba su cariño, su afecto, su amor, y en donde decía cosas de cómo me veía. Lindísimo acto. En ese momento me inquietè pues parecía una carta de despedida, de esas en donde dices todo lo bueno que no has dicho. Pero no, sólo quería decírmelo y ya. Eso es no tener prejuicios.

Luego bien raro que ese correo desapareció, se me borró o quién sabe, no lo volvì a encontrar, pero me quedó algo de esas palabras suyas que las leí, no las soñé.

Me llama mucho la atención, estoy hablando de historia, que hasta donde sé, sus exnovios, exparejas, etc. se expresan agradablemente de ella. Tengo la impresión de que buscó pero que no hizo daño, buscó y dejó cosas buenas en los demás.

Ahora me pregunto ¿qué mujeres están ahora en el camino?¿cuáles pueden sentirse que se alimentan, que se nutren, que tienen relaciones nutricias, que buscan el equilibrio, la armonía? Yo veo mucho dolor y frustración, pero también en algunos pocos casos, un camino firme, una conciencia de cuidarse bien, un amor a sí mismas que las hacen poner límites muy sanos.

Yo veo a una nube, y pocas, muy pocas otras. No sé si mujer sea sinónimo de herida, pero he visto que cuando se levantan no hay quién las pare. Tener personas así, cerca, es un plus para la vida.
(2010).

Embarazos en adolescentes

“Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en 2015, México ocupa el primer lugar en embarazo en menores de 18 años, con mil 252 partos diarios o un embarazo por minuto en niñas desde 10 años, hasta adolescentes”, señala la diputada Cristina Gaytán. 

Lo que yo veo es que este tema se aborda como si el embarazo fuera obra del Espíritu Santo. No veo estudios que registren en qué contexto se dan tales embarazos: si hay estupro, abuso, y cuál es la responsabilidad del padre. Porque a no ser que se trate de una fecundación in vitro, para la concepción se requieren dos organos sexuales complementarios, unos días fértiles y un miembro en erección. El embarazo adolescente es la consecuencia de una serie de factores, pero esos factores no se toman en cuenta en los estudios. ¿En dónde están esos varones que cada minuto fecundan el óvulo de una menor? 

No aparecen, 


son fantasmas.  

domingo, 20 de septiembre de 2015

Ser papá

El miércoles 11 de febrero de 1998 a las diez y media de la mañana, al llegar a mi trabajo luego de una de las noches más inquietas de mi vida, María de la Paz Quintanilla Vargas me abrió la puerta de la oficina con la desbordada sonrisa de que acababa de ser papá. Una llamada de larga distancia había dado el feliz aviso. Estuve esperando el alumbramiento en Cuautla, Morelos, en la tierra de Zapata, en esa ciudad heroica e histórica, en la tierra de la comandanta Lulú, la madre de mi primer hijo, por cerca de diez días sin pararme en mi trabajo en Monterrey, y justo cuando estoy de regreso la noticia me llega como agua helada y caigo en la cuenta, de golpe, que no estoy preparado para ser papá. Y me quedo inmóvil, sonriendo como idiota y a punto de orinarme.

Corro vuelo me acelero
Mi hijo había nacido el día anterior, el martes 10 de febrero a las 12:08 del mediodía, y su democrático nombre fue el de Ernesto Inti. El primero resultado del ansia de militancia de sus padres y en honor del doctor argentino Guevara de la Serna, y no por Ernesto Zedillo, como se hizo la broma entre los amigos, por joder. E Inti por Inti Peredo, resultado también del ansia de militancia de sus padres, pues Peredo fue el acompañante de Ernesto Guevara en la Bolivia del 67. Yo acaba de cumplir 25 años y sabía más de la historia de Bolivia que lo que es ser padre, o sea nada.
Maximiliano no estuvo en el hospital
El teatro fue moderar la emoción y viajar al encuentro: 15 horas en autobús a menos que un milagro sucediera. Y entonces el milagro sucedió: el señor De Luna, otra de las personas para las que trabajé en ese tiempo, al enterarse de mi noticia me obsequió con un boleto redondo de avión a la ciudad de México.
El teatro fue dominar el temor y treparse por primera vez a un avión en un asiento, claro, del lado del pasillo. El teatro vino con el reproche de que no estuve presente. El teatro fue llegar y reconocer el daño.
Soy de la idea de que no se puede querer a quien no se conoce. A Ernesto Inti aprendí a quererlo. No lo quise igual desde el primer momento hasta ahora, pues en ese febrero loco él era un ser casi amorfo que fue a nacer por obra de su madre a mil 200 kilómetros de mi trabajo, y yo era alguien que estaba aprendiendo, (ahora él es el que está aprendiendo y yo me estoy convirtiendo en un ser amorfo con la cabeza a mil 200 kilómetros del resto de mi cuerpo). Decía que tuve que convivir con él para quererlo, para reconocerlo como distinto, para desaprender y aprender a ver con él otras cosas. Un día en Cuernavaca, le mostré el Jardín Borda y le expliqué a un Maximiliano, Chapultepec, Carlota y esos párrafos de historia. Le conté que este emperador, muy buena gente, de muy buen corazón pero medio baboso, había sido fusilado por Juárez. Entonces le comenté a grandes rasgos en qué consistía que fusilaran a alguien. Una hora más tarde, luego de un largo silencio a través de una larga avenida que descendía muy cerca del centro, Ernesto me preguntó con cierta preocupación que si el tal Maximiliano aún estaba en el hospital.
A menudo me recuerdas a alguien
“...tu sonrisa la imagino sin miedo, invadido por la ausencia, me devora la impaciencia, me pregunto si algún día, te veré”, cantaba esa canción me parece que con la bella, cursi, hermosa euforia de ir a conocer a mi hijo. Recuerdo bien ese momento, el primer momento que lo cargué. Pesó al nacer tres kilos, los mismos que yo sentía como si fuera la mitad de uno, una mirruñilla. Eso vale la pena recordar. Aunque la memoria nos hace un poco inútiles; pero hay de cosas a cosas. Por ejemplo, el autor de “Santa Lucía”, ese éxito del 82, el argentino Roque Narvaja, nació el mismo día que mi hijo. También Bertold Bretch, pero exactamente 100 años antes. Eso lo supe mucho después claro, pero son datos inútiles como padre, a menos que el hijo en cuestión se interese algún día por el teatro alemán o por la música argentina de los 80. Con todo, Ernesto tiene otros datos no sé qué tan útiles en su cabeza: a sus seis años, identifica por su nombre la fotografía de poco más de 10 actores políticos nacionales y a uno que otro de otro país como Hugo Chávez y Felipe Pérez Roque; se sabe de memoria al menos 75 capitales del mundo gracias a que su mamá inventó un memorama con tarjetas que por un lado llevan la capital y por el otro el país. Con todo, Inti no sabe nada de Fito Páez ni de los Enanos. Qué le vamos a hacer.
Te amo porque te conozco
Ahora quiero saber, indagar, preguntar qué es la paternidad. Mis posibles respuestas tienen que ver con la responsabilidad y con al amor, pero a diferencia de las mujeres, creo que los padres tenemos un acercamiento muy distinto, más lento, vivido en todo caso a través de una tercera persona como lo es la madre. Pues es la madre de nuestros hijos la parte visible del inicio de esa paternidad. Entonces hay que crear un camino personal y más directo de aproximarse y de vivir a los hijos, de padre a hijos; esa es la construcción y el reto a emprender. La memoria nos hace un poco inútiles, pero no es inútil. Será en todo caso selectiva, por ello sólo cada uno de los hijos sabrá qué cosas guardaron de su padre.

Obsesiones

Tengo un buen amigo que cada que nos vemos, quizá cada año o algo así, sale a relucir aquella ingrata mujer que lo bateó. Se trata de una que nunca le hizo caso a pesar de que él insistió por mucho tiempo. Muchos años.
No estoy yo para decir que ella le dio alas, o alas a medias. —"Estuviste cerca", me dice que le dijo ella un día.
La pregunta que yo me hago es ¿por cuánto tiempo uno puede estar enganchado al pasado? A algo "que pudo haber sido y no fue".
Ahora pienso así, pero no siempre lo puse en práctica. Me costó trabajo. Tengo que reconocer que recibí ayuda y que al principio uno no lo dice pero no lo hace, porque no está convencido.
Volviendo a mi amigo, creo que han pasado unos 26 o 27 años desde que conoció a Margarita, que así se llamaba aquella infausta mujer, ahora casada con un extranjero supuestamente de mucha lana. Aún la recuerda y aún cree que él le habría hecho muy feliz tanto como ella a él.
Hoy, que ya no pienso así, pero que durante años fui como mi querido amigo, veo las cosas con otra perspectiva.

Por ejemplo, cuando el pretendiente insiste e insiste, y la mujer en cuestión se hace mucho del rogar. No sé, me da tristeza o lástima que se emplee tanto tiempo en una causa que quién sabe, son obsesiones que consumen tiempo y eneregía. Y uno creo que ya no está para eso. La vida es otra cosa, no estar gastándola así.

Qué bien se siente uno cuando aprende a soltar, a ver que lo que uno es capaz de entregar es tan valioso como lo que uno podría y merece recibir, no menos, y que a fuerza ni los zapatos.

Conociéndome, un día volveré a tener pareja y probablemente a hacer vida en común. Me agrada mucho vivir en pareja como lo viví en el pasado no lejano, pero a veces pienso también en la posibilidad de vivir cada uno en su casa. No estaría mal.

Pero ya me desvié del tema. Hablaba de la inútilidad de ciertas obsesiones, que nadie nos obliga a ello ni nos promete nada, y sin embargo ahí estamos. Hoy, a mis cuarenta y pico, entiendo, entiendo más. No llevo prisa pero tampoco quiero perder mi tiempo. Cada vez actúo con mayor claridad y mis expectativas son más realistas, principalmente porque hago dependerlas directamente de mí, y trato en lo posible de que no dependan mucho de los demás.

De los demás espero cada vez menos y me gusta eso. Lo que tengo que hacer yo sí es bastante y es para hoy. Así que mientras uno se enfoca en su propia vida y se aplica a ella, las obsesiones tienden a ser fantasmas completamente inútiles.

Dejemos las obsesiones solamente para la literatura.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Así somos los de Monterrey

Una persona que cree conocerme me dijo ayer: "Eres muy aburrido, ¿Siempre planeas todo?". Lo que esa persona no sabe es que en una familia de tres integrantes, el único adulto es el que debe traer el pan a la casa. Si no planeara —que además es una exigencia laboral—, no podría darle frente a las 10 horas de clase a la semana que imparto en tres universidades distintas fuera de mi trabajo de ocho horas del periódico —cuyo único día de descanso siempre es entre semana. Si no planeara no podría tener comida hecha o comprada para mis chamacos ni tener cabeza para revisar tareas. En resumen, se me haría bolas el engrudo con las 65 horas a la semana que me exigen las actividades productivas... Y de sueño ni se diga. Si duermo menos de ocho horas empiezo a murmurar en la tabla del nueve justo a las 3 de la tarde, antes de la junta editorial. Sin planeación, estaría fuera de toda actividad productiva. Por ello, ayer cuando me espetaron que era yo muy aburrido, estuve a punto de contestar, sí, así somos los de Monterrey, muy aburridos. Porque los de Monterrey etcétera, etcétera. Pero no. Sólo quería irme a dormir unas horas.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Los niños

Al comienzo no lo pensé. Estábamos en una de las dos habitaciones del segundo piso, y bajo la cobija no se escuchaba nada excepto el sonido de los labios, el aliento entrecortado de alguno de los dos, y afuera, un coche ocasional que parecía lejano en la tranquilidad del barrio.
De pronto ella se quedó inmóvil, mirando a nada, girando los ojos en varias posiciones mientras aguzaba el oído. Yo me mantuve quieto a unos centímetros de su nariz, esperando alguna reacción adicional.

C. y yo nos conocimos desde hacía doce o trece años. Debo ser más exacto: yo la conocía a ella, pero ella no sabía de mi existencia. En ese entonces coincidimos en un diplomado de tres días, y C. no podía menos que llamar la atención, no sólo porque era la más hermosa de las asistentes, sino porque a pesar de su corta edad, era de las mejores diseñadoras del grupo de estudiantes.
Durante el receso del tercer día, ella se tuvo que ir y no la volví a ver. Tiempo después alguien dijo que se había casado o que se había ido a otra ciudad, o las dos cosas a la vez, pero no volví a saber de ella.

Se quedó inmóvil mientras aguzaba el oído. Había murmurado: “Los niños”, pero yo no sabía exactamente si se trataba de dos o de tres, que se supone estarían dormidos en el cuarto de junto Ninguno de los dos se movió. Luego fue cerrando los ojos, y entreabrió la boca en algo que se reanuda, en recibir mi beso que se había quedado inconcluso.
Al principio no lo pensé, o mejor dicho no recordé que tenía niños. Teníamos meses saliendo y no le quise decir que ya la conocía.

Había regresado a la ciudad un año atrás y puso un despacho de diseño junto a otra persona, pero no explicó más sobre la identidad de esa otra persona, sólo dijo que las cosas mejoraban mes con mes.
Mi empresa solicitó un trabajo urgente y alguien recomendó el despacho de C. Lo entregaron en dos días, pero nuestro pago por un descuido se retrasó siete. C. pidió hablar conmigo y a mí se me fue la sangre a los talones cuando la vi entrar. Diez minutos después el cheque estaba en mi escritorio y yo intentaba sacarle una cita. Me dijo que no podía por exceso de trabajo, pero a los dos se nos olvidó el mundo durante los 40 minutos que duramos platicando. Así fue mi reencuentro con C.

Era la primera vez que estábamos en su habitación. Esa noche me enamoré de ella. O no, quizá fue al despedirnos, cuando ella afirmó algo que empezaba con las palabras: “Si nos volvemos a ver…”, pero que en el fondo era una pregunta. O quizá fue cuando le llamé al día siguiente a las nueve de la mañana y ella, lo percibí por el teléfono, sonrió al saber que era yo.

Los colegios invisibles

Algo en lo que no estoy de acuerdo con el feminismo que yo llamo "militante", es su posición de defensa a ultranza de los derechos de las mujeres partiendo del supuesto que somos adversarios, que cada hombre es un violador en potencia y que por lo tanto hay que desconfiar de todos ellos. Falso. 

Hay muchas madres, porque son las madres en su mayoría, que no educaron a sus hijos violentos, sino con una buena dosis de respeto para sus semejantes, incluyendo hacia las mujeres.

Considero también que los varones no somos unas peritas en dulce. Estimo, por las pláticas con amigas y conocidas, que más del 75 por ciento de las mujeres han sufrido algún tipo de abuso o agresión, incluyendo la sexual, a lo largo de su vida.

Pero no debemos irnos con la finta de los lugares comunes, la cifra dura y sobre todo el prejuicio, ese que dice que todos los hombres son esto, que todas las mujeres son lo otro.
Partir de estos prejuicios es proceder de una manera muy superficial, pues las etiquetas nos impiden pensar libremente y de alguna forma nos atan. Digamos que unos cuántos árboles no nos permiten ver el bosque.

Algo que muchas mujeres no comprenden, pues su marco de referencia es muy distinto al nuestro, es que socialmente nos movemos de modo muy distinto. Por ejemplo, existe algo llamado el "techo de cristal", que es una barrera invisible que impide al grueso de las mujeres acceder a puestos de poder.

Ante esta injusticia, el feminismo "militante" nos dice que hay que tomar acciones de discriminación positiva, que hay que denunciar los hechos, etc.

A mi juicio, lo más importante en primer término es comprender el fenómeno, y a partir de ahí tomar conciencia y en dado caso tomar algunas medidas, acciones en el entorno inmediato que aporten algo, empezando, por ejemplo, con la pareja, la familia, etc.

Enrique Gil Calvo en su libro El nuevo sexo débil habla de los colegios invisibles, grupos de varones que ostentan lazos de complicidad, alianzas.

lunes, 14 de septiembre de 2015

La nobleza del tiburón blanco

Por Gerardo Ortega


Mauricio Hoyos, México, 1976. Foto: Mauricio Cañedo.


  • Sólo el ecoturismo que atrae el tiburón blanco a Isla Guadalupe genera actualmente un promedio de 5.3 millones de dólares por temporada, sin contar comidas, vuelos ni hospedaje 
  • Los tiburones son animales inteligentes y nobles que jamás atacan sin motivo 
  • El tiburón blanco está catalogado en peligro mundial y de preocupación en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. 

Mauricio Hoyos es considerado el mayor especialista mexicano en tiburón blanco. Su trabajo de casi dos décadas en investigación permanente ha llamado la atención de quienes realizan documentales alrededor del mundo, en donde él ha fungido como asesor científico. Mauricio se dedica también a dar charlas y conferencias a estudiantes de todos los niveles con las que intenta mejorar la percepción que se tiene de los tiburones.  La presente entrevista la concedió en Ensenada, Baja California en los primeros días de septiembre del 2015 al comienzo de un estudio sobre tiburón blanco en Isla Guadalupe, BC 

¿Cómo fue tu primer acercamiento con los tiburones? 
Yo me enamoré de los tiburones con la película Tiburón (Jaws), de Steven Spielberg, y decidí que quería dedicarme a ellos, así que hice la carrera de Biología en la UNAM, y luego me fui a La Paz, Baja California Sur, al Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas, a hacer la Maestría y el Doctorado en Manejo de Recursos Marinos, pero siempre fue enfocado en los tiburones. 
En licenciatura trabajé con áreas de crianza de tiburones en el Caribe mexicano; maestría: Biología Reproductiva del tiburón piloto, y el doctorado: Los patrones de movimiento del tiburón blanco en Isla Guadalupe. 




¿Cómo describirías la personalidad del tiburón? 
Son animales inteligentes; de hecho se considera que tienen una inteligencia similar a la de un perro doméstico. En el caso de los blancos, que son los que más he estudiado, he visto que son súper inteligentes y aprenden. De hecho, por ejemplo los barcos que vienen a [Isla] Guadalupe a hacer ecoturismo con tiburones, les ponen carnada, y el tiburón aprende, después de dos o tres días, cómo es que les manejan la carnada. Siempre se las avientan, ya sea un trozo de pescado y la jalan hacia la jaula, y de alguna manera el tiburón se da cuenta de los ojos de la persona que está utilizando la carnada, pues esa persona está en el babor de la embarcación, entonces lo que hacen es llegar por detrás de la embarcación y por debajo para que no los puedas ver.  
Son animales que aprenden, que tienen tácticas, que pueden tender emboscadas, que se adaptan al sitio en el cual están. Por ejemplo, aquí en México, en Isla Guadalupe es el único lugar en donde los tiburones blancos atacan en aguas profundas, y esto obedece a las características de visibilidad que hay en ese lugar, que es de más de 30 metros. 
En la mayoría de los sitios del mundo atacan a sus presas de 20 metros a la superficie y en [Isla] Guadalupe lo pueden hacer hasta los 100 metros de profundidad. 
Entonces son animales que saben adaptarse perfectamente bien al medio. Y que aprenden. 

¿Qué significa que pueden atacar desde 100 metros de profundidad?  
Sí, es que los elefantes marinos, que son su presa preferida, lo que hacen es nadar súper cerca del fondo para evitar precisamente una emboscada de un tiburón. Y en este caso el tiburón blanco lo sabe, sabe que hay una época en la cual llegan los elefantes marinos a Isla Guadalupe que es de octubre-noviembre, que es cuando vienen a parir y a reproducirse, y lo que hacen los tiburones es pasarse la mayor parte del día en aguas profundas esperando que lleguen elefantes. Cuando lo ven, lo que hacen es deshabilitarlo, quitándole o la parte inferior del cuerpo o la cabeza, y ya sólo siguen el cadáver a la superficie. Y se alimentan de la mayoría del animal. 
Un elefante marino puede pesar hasta dos toneladas en el caso de un macho. En el caso de una hembra, hasta 800 kilos. Tienen muchísima grasa que es lo que le da al tiburón la energía que necesitan por varios días. Y hemos visto que en el caso de Guadalupe, quienes más se alimentan de los elefantes marinos son las hembras embarazadas de tiburón blanco, que obviamente tiene requerimientos energéticos mucho mayores porque tiene varias crías. Un [tiburón] blanco puede tener de dos a 15 crías; una hembra embarazada entonces requiere de muchísima energía para alimentar a todos estos embriones. 

Los estudios que están realizando tienen por objetivo colocar un localizador e identificar las rutas que siguen, y el otro objetivo es identificar qué tipo de alimentación mantienen. ¿Es correcto? 

En  el primer estudio se les colocan una marcas que se llaman ultrasónicas que emiten un pulso que está por debajo del nivel auditivo del animal, porque lo que no queremos es sesgar su comportamiento natural. Entonces esta marca él no la puede escuchar pero sí envía esta señal que es detectada por este aparato que nosotros tenemos en nuestra embarcación que se llama receptor portátil. 
Este aparato está conectado a un hidrófono y una vez que ponemos la marca del tiburón, seguimos a este tiburón por periodos de hasta 24 horas para saber todos sus movimientos. Lo que queremos hacer es ver su comportamiento y la relación de su comportamiento con la presencia de los barcos que están realizando ecoturismo.  
Queremos evaluar, junto con la reserva de la biósfera de Guadalupe de la Comisión de Aguas Naturales Protegidas, si se está afectando o no el comportamiento natural de estos animales. 
El segundo estudio que estamos realizando se llama Isótopos estables: Se les quita una muestra de piel o de músculo y en este músculo se graba una señal, se corre un análisis que se llama Isótopos estables que te proporciona una firma isotópica.  
Estamos también obteniendo biopsias de todas sus presas potenciales. Se les corre el mismo análisis y vamos a comprar la firma isotópica de la presa con la firma isotópica del tiburón: entre más cercana esté la firma isotópica del tiburón con la de la presa es porque se está alimentando de esa presa en particular. 
En la actualidad ya no se tiene que matar al animal como antes. Antes mataban a los peces, les abrían el estómago para ver de qué pez se alimentaba. Ahora eso ya no es necesario; lo bueno de este estudio de Isótopos estables puedes saber de qué presa se está alimentando y si lo está haciendo cerca o lejos de la costa. 


¿Qué características se buscan o se buscaron para los colaboradores que se estaban reclutando para que colaboraran en este estudio? 

Lo que se necesita es que sean personas que hayan tenido una carrera afín a las ciencias naturales. Que tengan cierto conocimiento de biología, medicina, veterinaria o una carrera relacionada con los animales. Se les dio un taller para darles una capacitación y luego se realizó un examen y posteriormente los que tuvieron buena calificación se les hizo una entrevista en inglés, porque la mayoría de los barcos que van a Isla Guadalupe manejan turistas internacionales.  
El objetivo de esto es que los participantes estén capacitados para tomar datos importantes de los barcos acerca del comportamiento de los tiburones, y también sacar fotografías de todos los tiburones que se ven en un día para alimentar una guía de fondo de alimentación que se lleva desde 1999. Esto con el fin de sabe qué animales regresan a la isla año tras año y si hay animales nuevos reintegrándose. 
Ya acabó lo de los observadores, de hecho ya están por empezar los primeros observadores, pero al parecer el año que entra se va a volver abrir la convocatoria a finales de julio [del 2016].  


¿Cuál sería el indicador de que este trabajo fue exitoso? 

Ahorita [septiembre de 2015] tenemos más de 10 voluntarios quienes van a estar yendo a las embarcaciones de ecoturismo recopilando datos importantes en bitácoras y también van a obtener fotografías digitales y video de todos los animales que se logren ver en la temporada.  
En [Isla] Guadalupe me he encontrado hasta siete tiburones blancos al mismo tiempo, cuando he estado recopilando los aparatos que tengo bajo el mar. No tengo una jaula. Yo estoy expuesto cien por ciento con ellos y jamás en la vida he tenido miedo. Sé leerlos porque tienen un lenguaje corporal muy característico: si ellos se sienten amenazados te lo hacen saber. Así como cuando un perro te enseña los dientes o un gato se encorva, el tiburón lo que hace es utilizar sus aletas pectorales, encorva su cuerpo y nada de manera exagerada. Eso es como una alarma que te está diciendo aléjate porque no estoy feliz con tu presencia. Jamás va a llegar un tiburón a atacarte de la nada. Lo primero que hacen es mostrarte su molestia; si tú no sabes leer ese comportamiento es cuando suceden los accidentes. 
Nunca me ha tocado ver eso con los blancos, pero sí con los punta plateada en Revillagigedo, pero era porque se trataba de una hembra que estaba lastimada. Tenía un anzuelo que le estaba lastimando la mandíbula y es por eso que no le gustó que yo me acercara para tratar de colocarle una marca.  
Pero son animales súper nobles. La mayoría de la gente piensa todo lo contrario. 
Yo llevo 18 años de mi vida trabajando con estos animales: con el tiburón blanco, el tiburón toro, el tiburón tigre, que son considerados los más peligrosos, y jamás en la vida me he sentido con miedo. Si tú tienes el respeto necesario no va a ocurrir nada; simplemente no hay que perderles el respeto como a cualquier animal. 

¿Cuántos años tienes? 
Tengo 38. 

¿Y desde los 20 años trabajas con tiburones? 

Desde que terminé la carrera, con el Instituto Nacional de la Pesca. Mejor dicho, desde antes de acabar la carrera; me vinculé mucho con el INP y después me metí de lleno en la maestría y el doctorado y ahorita los que hice fue establecer una asociación civil que se llama Pelagios y nos dedicamos a la conservación y al estudio de los tiburones en aguas mexicanas. 

¿Cuál es tu relación con la asociación Ecocimati? 

Ahorita con Ecocimati tenemos este proyecto en particular del tiburón blanco; juntos hicimos el manual de buenas prácticas para el buceo con tiburón blanco en Isla Guadalupe y juntos estamos realizando este proyecto de seguimiento continuo de los tiburones para ver si existe o no una afectación del ecoturismo en su comportamiento natural. 


¿Cuándo termina este estudio? 

Vamos a terminar a principios de noviembre [del 2015]. Empezamos justo esta semana [la primera de septiembre del 2015]. 


¿Algo más que quieras agregar? 

Que como mexicanos nos tenemos que sentirnos muy afortunados de que en México tengamos de los mejores lugares en el mundo para ver tiburones, y eso habla de que el país está haciendo las cosas bien. 
Tenemos a Isla Guadalupe con el tiburón blanco. Tenemos Cancún, tenemos Playa del Carmen con el tiburón toro, tenemos muchísimos sitios que son de nivel internacional para los buzos y que han generado bastantes divisas para el país. 

¿Qué cantidad de turismo llega a Isla Guadalupe por año? 


Son como seis barcos; cada uno realiza entre 10 y 15 viajes por temporada y llevan u promedio de 16 a 19 turistas y a cada turista de 2 mil 500 a 3 mil 100 dólares. Esto sólo en cuanto a ecoturismo, sin contar vuelos, hoteles, etcétera.