miércoles, 26 de mayo de 2010

Asunto de faldas

Sepultado en una amalgama de recuerdos en las profundidades de mi memoria, hace poco brotó una imagen muy antigua que se debió haber quedado como material residual en el sartén de mi infancia.

Si 30 años son muchos, eso demuestra que en el fondo de nuestra mente el tiempo no existe. Y así como en el inconciente nadie muere, así la historia personal se va quedando bajo la arena, y otros rastros se quedan en la superficie.

Debí estar en primero de primaria, y un compañero, Ramiro, un niño bastante inquieto, juguetón y algo bromista hizo alguna travesura. No recuerdo lo que hizo, pero sí tengo presente el castigo que mi maestra Yolanda le aplicó.

Mi profesora paró a Ramiro en un rincón y le puso una falda. El asunto, creo, era ponerlo en ridículo, darle un escarmiento.

El mensaje ulterior que estaba emitiendo la maestra era que ser (o parecer) mujer es algo denigrante, vergonzante, digno de mofa, que es lo que implícitamente nos pedía la maestra al exhibir así a Ramiro. Que nos rieramos de un hombre denigrado en mujer.

Quizá hoy en día cualquier oficina de derechos humanos habría elevado una denuncia, pero en mis tiempos eso no se usaba: si la maestra te aventaba el borrador de madera y te pegaba en la cabeza, te aguantabas, si la maestra te vestía de niña, te aguantabas.

Ahora pienso en cuántos niños crecimos con esos mensajes en la escuela, la calle, la televisión. Cuan común será esa actitud de condescendencia paternal (como el señor que le dice a la cajera: "sí, mija") frente a esos seres humanos "frágiles" (sí, claro), "desvalidos" (ajá), pero que en el inconciente son unos seres "sin pene", como leí en alguna ocasión.

No supe si Ramiro se hizo travesti, ni tampoco si terminó odiando a las mujeres, lo que sí creo es que mi maestra de primero estaba dando un mensaje muy equivocado sobre el trato que se le debe tener al otro, al distinto.

martes, 25 de mayo de 2010

Bulevar

"Hay más patrullas que lectores en el metro"



Por Roberto Guillén. Tomado de http://www.15diario.com/

Es muy cierto lo que dice Gerardo Ortega: Hay más cargadores que libros. Hay más patrullas que lectores en el metro. Hay más bibliotecas que se están cerrando de las que están abiertas.

Son palabras valientes que pude escuchar en el evento Más poesía, menos balas, donde participaron escritores como Mario Anteo, Guillermo Berrones, Renexio y Gerson Gómez. Por parte de las mujeres que escriben me tocó ver a Ximena Peredo, Lorena Sanmillán, Lucía Yepez, Carmen Alanís e Inanna de la Garza .

La música corrió a cargo de Valdivia Esparadrapo, quien le puso ritmo a los poemas de Arnulfo Vigil, Margarito Cuellar y José Eugenio Sánchez.
Cada quien se plantó en la Explanada de los Héroes para brindarnos, ya sea una lectura de su propia obra, o de algún otro autor o autora. Y fue así como logramos ir un poco más allá de los días de futbol. En una ciudad donde ya ni los aficionados a la lucha libre pueden estar a gusto, es tonificante escuchar en los labios de Carmen Alanís :

Porque la paz se construye cada día
Yo vengo a leerles
Y a ofrecer mi corazón.

Y aunque a veces repelamos de la resolana furibunda, me gustó escuchar en voz de Lorena Sanmillán el Alfonsino sol de Monterrey. Así empezó Lorena su intervención: yo quiero que mi ciudad esté contenta y que se destierre toda la tristeza por la que ha estado pasando. Para después terminar con una expresión del poeta Luis Javier Alvarado: Quítale la música a un documental de guerra. Quítasela.

Lucía Yépez abrió un poema de Benedetti para recordarnos que
La verdad es una patria
Patria es humanidad

Por su parte el cronista Gerson Gómez puso el dedo en la llaga de la ruinosa educación que hoy tiene al gobierno federal contra las cuerdas (Carlos Fuentes dixit).

Quisiera terminar este artículo con una expresión del profe (Guillermo) Berrones.

Ay del cruel

indiferente

que mata con el hierro

Y digo quisiera porque tampoco podía faltar el viento esperanzador de Ximena Peredo.

***

Queremos agradecer a Carmen García Núñez quien diseñó el pendón del evento, a Miguel Ángel Rico por su valioso apoyo operativo, así como a Ignacio Zapata que nos echó la mano con parte del sonido. El evento fue coordinado y dirigido por Carmen Carrillo. (NdelaR)

sábado, 22 de mayo de 2010

Palabra en el mundo: Monterrey




Amelia, mejor dicho, Carmen, una amiga mía y yo estamos organizando eventos del Festival Palabra en el Mundo en Monterrey. El jueves, viernes y domingo próximos tendremos actividades en torno a la palabra. El del domingo le pusimos "Menos balas, más poesía", por aquello de que en nuestra ciudad se mueven más cargadores que libros. Los póster le quedaron bien chingones a Ensenadita, (les recomiendo su estudio http://emeestudio.com/, que en esta ocasión fue quien nos patrocinó la imagen), nomás vean la calidad de la melcocha. Ambos carteles son de su estudio y los hizo en tiempo récord de un día, o sea, con una mano en la cintura. La ilustración de la pistola con flores es obra de Antartz, Agente artehormiga.

Mueren 160 en avionazo en la India

Nueva Delhi, India (21 mayo 2010).- Al menos 160 personas murieron hoy cuando un avión de pasajeros de Air India proveniente de Dubái se estrelló al salirse de la pista durante su aterrizaje en el sur de la India, en uno de los peores accidentes aéreos del país en años.

El accidente ocurrió cuando el avión se pasó de la pista del aeropuerto de la ciudad de Mangalore en el estado de Karnataka.

Podría haber cinco o seis sobrevivientes, dijeron medios locales.

Air India dijo que el avión era un Boeing 737-800, con 166 personas a bordo, incluidos seis tripulantes. Estimaciones anteriores sobre la cantidad de personas que viajaban en la aeronave habían variado levemente.

viernes, 21 de mayo de 2010

Viven vuelo de 'terror'

Aparentemente un error de programación de vuelos estuvo a punto de provocar el choque de dos aviones en el aire.
Ariel Noriega 21-05-2010
MAZATLÁN._ Decenas de mazatlecos que viajaban anoche en el vuelo 7408 de Mexicana de Aviación vivieron unos minutos de terror, cuando aparentemente un error de programación de vuelos estuvo a punto de provocar el choque de dos aviones en el aire.
El avión despegó a las 20:00 horas de la Ciudad de México rumbo a Mazatlán y entre los viajeros que sufrieron al experiencia viajaban empresarios y funcionarios.
En el asiento 14D, viajaba Maribel Chollet, Diputada federal, y testigo directo del incidente.
"A mi lado izquierdo viajaban dos muchachos brasileños y empiezan a gritar 'hay un avión abajo de nosotros'; yo me asomó y veo el ala de un avión, estuvieron a punto de impactarse", asegura Chollet.
La funcionario describió el incidente en el que se vio involucrada y nombró a algunos de los pasajeros que viajaban en el mismo vuelo.
"Iba mucha gente de Mazatlán, iba Henry Collard, Leovigildo Carranza, Raúl Llera, Ricardo Inzunza
coincidimos que fue unos 20 minutos antes de llegar a Mazatlán
Otro de los pasajeros aseguró que durante el accidente pudieron observar al otro avión cuando pasaba cerca de ellos.
"Nos pasamos por metros del otro avión, pasamos rozando... el capitán, después de que controló la situación dijo: 'señores, les pedimos una disculpa en nombre de Mexicana de Aviación, no es problema de Mexicana, el controlador aéreo nos dio una ruta equivocada", aseguró Ricardo Inzunza.
Los pasajeros insistieron en la habilidad del piloto del avión, quien logró realizar una maniobra de evasión para evitar la colisión, elevando el aparato, mientras el otro avión pasaba por debajo de ellos.
Al acercarse los dos aviones, Inzunza explicó que el aparato en el que viajaban comenzó a temblar, como si se encontraran en una zona de mucha turbulencia.
"Las muchachas que reparten la comida y los refrescos estuvieron a punto de caerse", dijo Inzunza.
Al final, ya en Mazatlán, los pasajeros agradecieron, uno por uno, al piloto de la aeronave por considerar que había salvado sus vidas.
Los pasajeros aseguran que nadie explicó qué avión era el otro que participó en el incidente, ni conocieron el aeropuerto del que despegó, ni la aerolínea a la que pertenecía.

sábado, 15 de mayo de 2010

Ex Jefe Diego

Pienso que Fernández de Cevallos ya dejó este mundo, la PGR nomás está ganando tiempo para armar el modo en que presentarán la nota.

Las buscadoras. Las encontradoras

Estaba viendo el blog de una amiga que aprecio mucho. Se trata de una buscadora. O más bien en una chava que fue buscadora muchos años y de tiempo acá se cambio de bando y ahora pertenece al equipo de las encontradoras.

La veo ahora que es madre por elección, que tiene un marido, que tiene una casa, que vive su ser mujer sí, seguramente con muchas dificultades, pero que siempre voltea hacia la luz. La veo como una chava que ha tenido fuertes pérdidas, pero entre los que la conocemos la sentimos como alguien luminosa, de sonrisa.

Hace años me escribió un correo muy hermoso en donde me expresaba su cariño, su afecto, su amor, y en donde decía cosas de cómo me veía. Lindísimo acto. En ese momento me inquietè pues parecía una carta de despedida, de esas en donde dices todo lo bueno que no has dicho. Pero no, sólo quería decírmelo y ya. Eso es no tener prejuicios.

Luego bien raro que ese correo desapareció, se me borró o quién sabe, no lo volvì a encontrar, pero me quedó algo de esas palabras suyas que las leí, no las soñé.

Me llama mucho la atención, estoy hablando de historia, que hasta donde sé, sus exnovios, exparejas, etc. se expresan agradablemente de ella. Tengo la impresión de que buscó pero que no hizo daño, buscó y dejó cosas buenas en los demás.

Ahora me pregunto ¿qué mujeres están ahora en el camino?¿cuáles pueden sentirse que se alimentan, que se nutren, que tienen relaciones nutricias, que buscan el equilibrio, la armonía? Yo veo mucho dolor y frustración, pero también en algunos pocos casos, un camino firme, una conciencia de cuidarse bien, un amor a sí mismas que las hacen poner límites muy sanos.

Yo veo a una nube, y pocas, muy pocas otras. No sé si mujer sea sinónimo de herida, pero he visto que cuando se levantan no hay quién las pare. Tener personas así, cerca, es un plus para la vida.

viernes, 14 de mayo de 2010

Preguntas para limpiar las turbinas

¿Cómo será en delante la vida del chavito holandés, único sobreviviente del avionazo libio?
¿Por qué Belinda no va a terapia antes de que se la sigan trapeando?
¿Por qué la esposa del Chapo la soltaron tan pronto?
¿Por qué chilla tanto Álex Lora porque se aplique la ley, en esta caso contra su hija que mató a una persona conduciendo su auto en estado de ebriedad?

jueves, 13 de mayo de 2010

Aviones


Me gustan los aviones, me llama la atención muchas cosas que tienen que ver con ellos. Empezando por cómo un objeto de, digamos un A380 de 560 toneladas, puede quedar suspendido en el aire sin ninguna cuerda.
Me gusta cómo vuelan, cómo despegan, me gusta lo que se siente al dejar el suelo (cada despegue tarda entre 26 y 29 segundos).
Hoy me estaba preguntando por qué o para qué todo esto. No lo sé. Mucha gente tiene cierta música como favorita y le fascina, y para qué, pues para nada, nomás por disfrutar la magia.
Por mi parte espero seguir volando, pues hacerlo siempre tiene un sentido en sí mismo... aunque, si uno tiene un motivo especial para ir a otra ciudad, aaaahh, el vuelo se hace más emocionante.
Estoy seguro que no necesito explicar más.
***

Conozco a varios amigos y conocidos que se dedican al periodismo. Algunos de ellos lo hacen con la soltura que da la experiencia. Además de los aviones me gusta el periodismo. Me gusta leer buenos reportajes, disfrutarlos, y pensar en cómo se hizo, cuánto tiempo se llevó hacerlo, cuántas llamadas tuvo qué hacer el reportero...
Yo que soy un principiante en esto de los medios, espero algún día hacer trabajos por los que me sienta al menos muy satisfecho, y pues tanto como eso aún no me sucede. Lo seguiré intentando y sobre todo, trataré de aprender de mis amigos y conocidos que tienen ya mucho callo.
Por fortuna andan por ahí algunos maestros y de los que tienen ya su trayectoria, pues no dejaré de leer sus trabajos.

***
Últimamente me he ido a correr en las mañanas y en las noches. Mi hijo me ha estado acompañando. Pero la neta ayer ya no pude salir en la noche; estaba muerto lleno de sueño.
Así que ahora nomás pienso salir en las mañanas. Bueno, él y yo. El más chico desde un principio dijo que no.
Espero también dormir mejor. Yo, si no duermo al menos ocho horas soy hombre al agua.
Pienso, sí, ir subiendo la distancia que corro gradualmente. Dicen que eso del ejericio te provoca cierta euforia por no sé qué pinche sustancia que te avienta el cerebro. El caso es que sí, creo que aliviana. Por ahora me duelen mucho las piernas.

***

Quiero meterme más de lleno a esto del periodismo, entonces ya me estoy poniendo las pilas para mandar mis trabajines a una revista nacional que sólo me ha pubicado una vez. (Lo mejor es que pagan, jejeje).

***

Me gusta mucho la palabra turbosina, además es lo que usan los aviones para volar. Bueno, no todos, sólo los más grandes, los de turbina, no los de hélices.
La foto de arriba es, de las que he tomado, una de mis favoritas. La levanté el 21 de octubre del 2008, y el modelo es un Boeing 767-300 de American Airlines.

Mueren 104 personas al caer un avión en Trípoli

Notimex. 13 de mayo 2010. Un Airbus A330 de la compañía libia Afriqiyah Airways, con 104 personas a bordo, se estrelló ayer al aterrizar en el aeropuerto de Trípoli procedente de Johannesburgo, dejando como único sobreviviente a un niño holandés de ocho años.

“Descartamos de forma definitiva la hipótesis de que el accidente sea el resultado de un acto terrorista”, declaró el ministro libio del Transporte, Mohamed Zidane, en conferencia de prensa.

“Había 104 personas a bordo; 93 pasajeros y once miembros de la tripulación”, precisó el ministro, que añadió que “por el momento han sido halladas 96 víctimas”.

El niño fue hospitalizado en Trípoli y “su vida no está en peligro”, aseguró Zidane.

El Inter

Dispararon contra el Flamingos y no dije nada, hubo balazos en Villagrán y no dije nada, acribillaron a un taxista en la Cañaca y tampoco, pero esta vez se echaron a dos en el Inter, y ahí si dije, no mamen.

El martes por la noche unos desconocidos en un vehículo dispararon contra unas personas afuera del bar que está (¿alguno de ustedes no lo sabe ya?) en Madero y Arista.

A veces caigo al Inter cuando tengo ganas de bailar. Llego, bailo dos o tres canciones, y me largo.

La última vez que recuerdo que hubo pedo fue el viernes 23 de noviembre del 2007, bueno, ya a las 2:30 del sábado.

Esa noche yo estuve ahí, pero me salí como a la 1:00.

Chale, bueno, tampoco es para andarle diciendo a las personas que me acompañan: aquí tal día y tal otro se echaron a un cabrón, a uno lo picaron y a otros dos los balacearon.

Luego se asustan. Pero sí, el Inter está myy chido para ir a bailar música en vivo. No sé si decir que es relajante. Bailar lo es.

martes, 11 de mayo de 2010

Mueren cien niños por cada soldado caído

Por Gerardo Ortega.
Según estimaciones de la Cámara de diputados federal, la lucha contra el narcotráfico en México ha dejado cuatro mil niños muertos entre los llamados “daños colaterales”, cien veces más que la cifra de fallecidos militares dada a conocer por la SEDENA para el año 2009.

En un boletín dado a conocer por esa Cámara el domingo 9 de mayo, se señala además que 3 mil 700 niños han quedado huérfanos, 20 mil familias han sido afectadas y que sólo en Ciudad Juárez, 400 menores han sido reclutados por el crimen organizado.

Por su parte, la Sedena dio a conocer en febrero de este año que durante el 2009 registraron “44 bajas en el frente de batalla”.


De acuerdo con un reporte vía Transparencia, el Ejército dio a conocer estos resultados en donde se especifica que las principales causas de muerte fueron “los enfrentamientos, las emboscadas y los accidentes en aeronaves y vehículos durante el traslado de las tropas”.

El informe añade que los militares fallecieron también por ahogamiento, por electrocutados y por "golpes de calor" que ocurrieron durante las jornadas contra el crimen organizado.

Por su parte la diputada federal Teresa del Carmen Inchuástegui Romero dijo a CADHAC que el cálculo de los menores fallecidos incluye a las víctimas de sicarios, de fuego cruzado y a manos de militares.

“Nuestra información es tomada de los medios y son fuentes estadísticas; abarca niños, niñas, adolescentes y por bandas delictivas y fuego cruzado”.


La diputada advirtió que si bien esta cifra es una estimación y por lo tanto no es oficial, es necesario que las autoridades ofrezcan un registro certero de la cantidad de víctimas.

“¿También muertos a manos de militares?”, se le cuestionó. “Sí, se refiere a todos los menores víctimas de esta lucha antinarcotráfico”.

Según cifras del Ejército, 160 militares han muerto en la lucha antinarco en lo que va del sexenio.
De los 192 mil militares que cuenta esa institución, 45 mil combaten al día el narcotráfico.


En los primeros cuatro meses del 2010 se registraron 159 víctimas ligadas al crimen organizado en Nuevo León, el triple de las 56 muertes contabilizadas en todo el 2009.

sábado, 8 de mayo de 2010

Las mujeres

Ahora que estábamos chupando muy a gusto y que recordaba a mucha gente que hace tiempo no veo, me acordé de un bato que conocí hace muchos años, era un tipo algo extraño, entre simpático, interesante, pero que también era un desmadre bien hecho.

De la cosas que más recuerdo de él es que andaba por todos lados y platicaba con mucha gente, tanto de la escuela, maestros, gente que se encontraba en la calle, conocía a todo mundo. Yo que siempre he sido un poquitín sociable, pues varias veces nos pusimos a platicar.

Y me cayó muy bien, no sólo porque te hacía sentir en confianza, sino porque le gustaban muchas cosas y de todas podía hablar con mucha naturalidad.

Este tipo tenía la cualidad, después observé bien, que sabía escuchar. Esto es una cosa que no es muy común, y creo que es relevante para lo que enseguida voy a contar.

Otra cosa que vi en él es que era muy amable, por ejemplo de la gente que acababa de conocer recordaba su nombre, como si la conociera desde hacía mucho. En cuanto a sus gustos bohemios, el bato no era particularmente afecto al alcohol ni al tabaco, ni le gustaban ningún tipo de drogas.

Lo suyo eran las mujeres.

Si a alguien podría parecerle que el cuate este era un desmadre, pues sí, pero curiosamente también era muy buen alumno y le encantaba la lectura y el cine.

Un día pasó algo que se me quedó muy grabado. Sucedió en una de esas reuniones en las que llega un chingo de banda, raza de la escuela y amigos de otras carreras que ni siquiera se conocían, había hasta chavos de otras ciudades. Un pinche fiestón bien cabrón donde la mayoría no eran amigos, pero sí muchos conocidos, al menos de vista. Calculo que fácil había más de cincuenta personas.

Estábamos tres sentados cuando la plática se acabó por unos instantes. El güey me dice, no sé si a mí o pensaba en voz alta, pues ya andaba un poco pedo:

"—Míralas. Y ellas tan amigas".

Por la forma en la que lo conocía, de inmediato supe que se refería a dos de sus ex que se habían vuelto amigas y que andaban seguramente platicando muy animadas por ahí. Supongo, no sé, que quizá no lo sabían entre ellas, quién sabe, porque en muchos de sus casos no era precisamente un noviazgo lo que había.

Enseguida reaccioné. Y se me ocurrió algo. Aprovechando la ocasión, le pregunté en una clave que no tuvo dificultad para entender:

"—¿Y cuántas hay?"

El güey por poco arroja el buche de cerveza en una arcada que parecía de sorpresa o de risa. No voy a olvidar nunca su cara. Me miró fugazmente con un brillo que me atravesó, pero también que me hizo sentir cómplice de algo. Fue muy raro ese momento.

Respiró y soltó una risa como si le estuviera levantando un infundio que le hiciera gracia de tan absurdo. Luego se quedó mirando a nada, con cara de recordar alguna hazaña realizada hacía cincuenta años. El güey miró a varias partes como buscando un mesero. Luego se compuso y le dio otro trago a su cerveza.
Yo lo seguía y esperaba.

Se echó para delante, bajó la cabeza como si fuera por efecto del alcohol y se agarró las manos, luego se enderezó. Dijo:

"—Quince."

"Hijo de la chingada", murmuré.


Una hora despúes llegaron otras cinco conocidas y claro, ya no quise preguntarle. No bailó en toda la noche. Platicaba eventualmente, pero me di cuenta que los otros, amigos y amigas, eran los que pasaban y se sentaban con él un rato. No sé por qué, pero a partir de ese momento lo vi un poco como el anfritrión.

***
Ahora que estoy contando todo esto, ahora que finalmente se decidieron a aparecerme cinco o seis canas, ahora que he visto, que he convivido con gente más extraña todavía, ahora que platico anécdotas de otros, pero que quizá no debería contarlas, me digo a mí mismo que daría seis meses de mi vida a cambio de la discreción de muerte de muchas más mujeres de las que no me puedo imaginar. Los secretos de ellas son un misterio que sólo Dios podría escuchar cuando estuviera enojado.

No como este cabrón que me estaba revelando algo que yo no tenía por qué saber.

Quince en un mismo sitio son un chingo. Y reconozco que por un tiempo estuve haciendo mi quiniela, de las que al menos a cinco nunca las quitaba.

Al año siguiente de aquella fiesta el bato se fue a estudiar una maestría a Morelia. Esto debió haber sido en el 95 o 96; sin embargo, cuando he tratado de recordárselo a algún amigo o amiga de la época, nadie, absolutamente nadie se acuerda de él. Ni por el nombre, ni por el apodo, mucho menos de la fiesta, quizá la única reunión en la que él vio, al mismo tiempo, a quince mujeres con las que en algún momento había compartido la cama.

El muy hijo de la chingada.

¡Mesero chingadamadrelasotras!

viernes, 7 de mayo de 2010

Gente que sufre

En el trabajo, cada caso que llega es dramático. Eso suena muy exagerado, pero creo que así es. Llega gente que sufre, pero que además está en situaciones límite.

Hay cosas que le admiro a mi jefa del trabajo (no todo es miel sobre hojuelas, claro), entre ellas su fortaleza. Le atora y todos le atoramos.

Al ver que hay gente que se mantiene de pie a pesar de las injusticias que le cometen, dan ganas de caminar con ellos, de ayudar. Estamos vivos, estamos vivos, me repito.

Por citar uno de los caso más tranquilos: en la plaza frente al trabajo hay algunos lavacoches. Uno de ellos, Zacarías, tiene 28 años trabajando ahí. Pero ahora tiene problemas porque supuestamente está prohibido lavar coches en la vía pública. Y llegan patrullas e intentan levantarlos y a veces intentan bajarles una feria. ¿Cuánto puede ganar un lavacoches? Yo en mi oficina muero de calor, además por estos días se esperan más de 38 grados, y ellos trabajarán bajo el sol. Vendrá una patrulla e intentará quitarles el dinero que le llevan a su familia ¿A poco no es infame esto?

Hablamos por teléfono con el jefe de la policía, y dice que sí, que lavar coches está prohibido. Me dan ganas de agarrar a ese pendejo a chingadazos y decirle que él gana 30 o 40 o 50 mil pesos al mes, que lo menos que le queda es no ser un culero y tener vergüenza...

Nomás del pinche coraje se me olvidan mis broncas, que realmente son muy pequeñas comparadas con las de la gente que viene. Cada caso me haría llorar, chingao.

Pero veo que podemos hacer algo, ayudar un poco. Hay quienes con sólo platicar, ya se va más tranquilos, aunque no se le resuelva en ese momento nada.

Ah, mundo jediondo, como decía Rómulo Lozano.

jueves, 6 de mayo de 2010

Las dudas

¿Se han encontrado con personas que no tienen dudas?¿de esas que tienen respuesta para todo y si no las tienen, de todas maneras la pregunta no les era importante desde el principio? A mí, la verdad me provocan una abulia supina, que viene a ser la madre de todas las huevas que en el mundo han nacido.

Hace muchos años conocí a una pareja de las que hacen emblema en el grupo de amigos. Después de siete u ocho de noviazgo, la chava lo truena. Pasa el tiempo y por lo menos varias de las amigas siguieron opinando que él era un excelente partido, no sólo para ella, sino para cualquiera.

(Aún es tiempo que la ex aún se da de golpes contra la pared.)

Y sí, no niego muchas cualidades que él posee; del amplio repertorio que la oratoria de mis amigas sabe de memoria han dicho de él: siempre de buen humor, leal, fiel, romántico, excelente amigo, solidario, estudiante modelo, soltero, joven, responsable, comprometido con sus ideales, tierno, siempre con la mirada constante y la sonrisa perfecta...

Pero lo que lo hace insoportable es que nunca lo escuché manifestar una duda.

Muy bien, muy bien, que no cunda la envidia. Lo que deseo ejemplificar aquí es que una persona sin dudas es una persona aburrida para conversar; que una persona que no tiene preguntas y que se mueve como si tuviera todas las respuestas o es militante o es fanático de algo, llámese religión, partido político o equipo de futbol.

La duda es el motor de la búsqueda, el incitador de la curiosidad, la mecha de la investigación. Una persona que duda, pero que avanza y busca respuestas, saca más cosas en limpio que aquella que se casa con una idea.

Sí, es cierto que a medida que crecemos, que aprendemos un poco, vamos teniendo asuntos elementales en claro, pero la vida está llena de encrucijadas, de conflictos.

Y un conflicto verdaderamente humano, es un conflicto ético o no es. ¿Es correcto militarizar las calles para garantizar la seguridad?¿es ético tener un hijo a sabiendas que no vivirá con nosotros?¿es aceptable trabajar para una empresa cuestionable con tal de sacar a los hijos adelante?

Y antes de las preguntas de la vida de cada uno, primero hay una duda, y después de la duda, una pregunta y finalmente una decisión, una respuesta, un momento en que uno se lanza con todo y toma una decisión y asume las consecuencias.

La duda es una semilla. Si en lugar de angustia, nos empuja a hacernos preguntas concretas y finalmente a una decisión razonada, entonces es una duda muy bienvenida.

Osho decía que cuando alguien te ofenda, date 24 horas para pensar y luego le respondes.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Beauvoir no es para niños

“La televisión se apaga a las 10”, les dije, pero nadie parpadeó. Andrés y Ernesto, en la sala, veían Harry Potter en su versión ocho o diez, y lo peor de todo es que ya la han visto al menos doce veces.

De pronto me sentí tan lejano a aquel miércoles 11 de febrero de 1998 cuando María de la Paz Quintanilla Vargas salió a recibirme de la oficina con la noticia tumultuosa de que acababa de ser papá. Y un abrazo y un beso y como estúpido.

“Sí, soy papá, pero parece que estoy pintado”, pensé mientras me encerraba en mi cuarto a planear una mejor estrategia ante mis hijos que no quitaban la vista de la pantalla.

Recogí un poco mi ropa, y mientras colgaba unos pantalones se me vino otra idea.

“Les subo de 20 a 35 centavos la página, pero tienen que empezar en este momento", les dije. Hace unos meses, antes de que su madre los visitara, ocasión del calvario del que no he terminado de arrepentirme como yo quiero, cada libro que leían se los cotizaba por página, en cifras que iban de los 5 a los 20 centavos cada una.

Así, con un libro infantil de letras grandes, unas 36 páginas y muchos dibujos, Andrés de embolsaba algunos cinco pesos. Pero si el libro era para jóvenes, y ellos eran constantes en la clavada, la cifra podría aumentar mucho. El año pasado Inti, por ejemplo, con Fiebre en las gradas, llegó hasta la página 85 pesos.

Pues bien. Ahora los estoy persuadiendo de que vean menos televisión y se dediquen a cosas más edificantes. Por ejemplo a leer.

Pero resulta que la película estaba a punto de finalizar cuando les dije lo de los libros, y lo que ellos hicieron fue terminar de verla e irse a la cama con un libro.

“Pero yo escojo”, les aclaré en mi parte de la revancha. Así que al Inti le pasé un libro de 600 páginas de chismes dichos con seriedad que retrata la relación entre Beauvoir y Sartre. Y al Andreso, que no le gusta el futbol pero que tiene la generosidad de salir a jugar con su hermano y conmigo en la plaza, le di el de Fiebre en las gradas.

Se durmieron en cinco minutos.

martes, 4 de mayo de 2010

Intocable

Lo llamó delincuente, criminal y esquizofrénico, y yo creí que hablaba de algún miembro de la delincuencia organizada.

Y sí, pero de la otra, pues Juan Sandoval Íñiguez, cardenal de Guadalajara se refería hoy en la mañana al fundador de los tristemente célebres Legionarios de Cristo.

El licenciado Marcial Maciel Degollado, fue aquel al que muchos empresarios defendieron cuando el extinto Canal 40 comenzó a sacar investigaciones que no lo dejaba bien parado.

Lorenzo Servitje, dueño de Bimbo, fue uno de ellos, ejemplo de la amplia y profunda red de relaciones que tenía el cura pederasta.

Hoy Maciel está muerto, pero los vivos que le acompañaron son intocables.

No por nada el cardenal de Guadalajara, Sandoval Íñiguez no desea muy bien el encargo de dirigir la orden si así se lo pidiera el obispo de Roma.

Muy grande el paquete y la salpicada.

Caray, Marcial Maciel sin duda era todo un padrote.

domingo, 2 de mayo de 2010

Esto no es una carta


(Esto no puede ser una carta, puesto que no hay un destinatario paciente o impaciente que ocupe el espacio de una historia interrumpida y esquiva. Tampoco es un telegrama ya que éstos soportan con mucha dignidad el ritual del trámite y la espera. No, yo no creo en cartas o teleramas, que son más propios de los que se quieren o se importan, y no de quien camina desconfiando de sus propias palabras).

Las noches se van apagando conforme el mundo gira. Del mismo modo en que me remuevo en la cama para que la tierra se detenga y me deje en paz, dos horas más, dos horas menos, en el instante en que la mañana sabe a nada.

Así, la sombra del amanecer no respeta distancias ni curvaturas, rompe mi ventana y avanza implacable tragando ciudades y bostezos.

Yo no sé cómo puedo estar en dos lugares a la vez.

sábado, 1 de mayo de 2010

Cerrados por mal tiempo

Concluyo los primeros cuatro meses del año con 32 aterrizajes acumulados de por vida, 85 horas de vuelo y siete abelardos.

Sí, de momento la pista tijuanera quedó clausurada por mal tiempo. Estoy seguro que la próxima vez que aterrice ahí será una ocasión feliz, como han sido todas las veces que he estado en las nubes.



Por todo lo anterior y de momento, triste uno de los temas de la vida.